Capítulo 3: Mercenarios.

"Un mercenario sin honor no puede cumplir sus objetivos"

La lluvia azotaba fuertemente contra el carro que recorría con velocidad el bosque del Gran Sauce. Casi no se podía ver a la distancia, y ciertamente se tenía que ser precavido al andar. Eran leyendas, pero se contaba que en ese mismo bosque, el mana brotaba del legendario árbol, causando que tanto la fauna como la flora cambiaran de manera sorpresiva.

El paisaje podía ser hermoso.

Pero también podía ser el último que vieras en tu vida

Mientras el carro recorría el camino de lodo, los dos caballos tirando, el conductor se encontraba inmutable aún cuando estaba bajo la lluvia, con la túnica puesta, cubriéndole parte de la cabeza, de ella salía un cráneo, así bien no se podía distinguir si era de una salamandra gigante en el desierto de Mubarak, o un dragón pequeño de los volcanes. En fin. A su lado se encontraba su fiel acompañante, su espada, sin menos preciar, adentro del carro, el cual estaba cubierto por un techo blanco de tela.

Dentro de aquel carro iban otros dos pasajeros: Una chica de corto cabello negro, vestida con unas botas, un pantalón de cuero y camiseta negros; y un piercing adornando el trago de su oreja izquierda. Ella iba tranquilamente recostada sobre un saco de comida. Frente a sí se encontraba un hombre de piel algo oscura, cabello castaño, con una chaqueta de cuero marrón sin mangas, camisa blanca, pantalón marrón y botas; con un cinturón del cual colgaban varios pequeños bolsitos, y a su lado un carcaj y un arco de color rojo.

-Lily, ¿Cuán lejos está esa fortaleza?- Le preguntó el hombre a la muchacha que lo miró tranquila- Reliq nos envió hace tres días antes de irse a Midas con Huntx, ya me está fastidiando este viaje.

-¿Me ves cara de mapa Raigan?- Lily alzó una ceja sarcástica- No lo sé.

-Tú siempre tan antipática- Raigan rodó los ojos- Ni siquiera dan ganas de hablarte.

-Tú siempre quejándote- Contraatacó ella- Todo te molesta.

-Por lo menos no soy una amargada- Murmuró Raigan para sí mismo, pero lo suficientemente alto como para que Lily aún escuchara. Lo que no se esperó fue la reacción de ella que se incorporó con el ceño muy fruncido.

-¿¡CÓMO ME LLAMASTE!?-.

-Ya, cálmense, ustedes dos siempre están peleándose- Reprochó el que llevaba las riendas- Reliq tuvo razón en enviarme con ustedes. Falta poco Raigan.

-Gracias Garniel- Suspiró, y cuando Lily se sentó de nuevo, él susurró- Amargada…

Al segundo siguiente una papa estaba impactando contra su cabeza fuertemente. Lily sonrió victoriosa y volvió a recostarse luego de cerrar de nuevo el saco.

-Este va a ser un largo día- Suspiró Garniel.

Nos remontamos hace tres días:

Ciudad puerto, la ciudad del comerciantes y piratas, libre de cualquier influencia gubernamental, con el puerto más grande de todas la regiones, un clima soleado, lugar de fiestas y cerveza, una ciudad independiente que la protegen sus propios ciudadanos, también es el centro mundial de comercio.

Entre una de las calles se encontraba una taberna, dentro de ella, se encontraba nuestro simpático protagonista Reliq con su grupo de mercenarios, en una de salas de la taberna con una mesa grande y detrás de Reliq se encontraba un pizarrón con un mapa de la región y carteles de se busca tachados, donde sus demás compañeros se encontraban sentados.

-Pase la por oficina que traslada a los presos a la prisión Landward, y detalle la lista de los delincuente más buscado, encontré a este sujeto llamado "Ross"- dijo Reliq dirigiéndose a sus camaradas, con los brazos en las manos en la espalda- la recompensa es lo suficiente grande como para que valga la pena esta misión, recolecte información sobre el sujeto, es un outsider con la habilidad de crear un peste, no sé exactamente como la crea, pero sé que puede causar la muerte la última vez que se le vio fue en el bosque del gran sauce, pueden empezar su búsqueda ahí yo viajera a Midas , Huntx vendrá conmigo-.

-¿Por qué Huntx?, debería ir yo- Exclamo Lily, en desagrado con la decisión de Reliq, parándose de la silla-.

-No, necesito que vayas con Raigan y Garniel, para que detectes al sujeto y lo atrapen, salgan de ahí y lo traen a ciudad puerto y luego con las medidas de seguridad lo llevamos a la oficina- Asintió Reliq-.

-Como digas- Respondió molesta, a tal respuesta, volviéndose a sentar-.

-Creo que ya todo está dicho, quiero que ya para mañana en la mañana partan, ya pueden retirarse-. Dijo Reliq mientras sus compañeros se paraban de la mesa a retirarse-.

Volvemos al presente

El carro seguía avanzando sobre aquel camino de fango, y entre la copa de los arboles se podía distinguir lo que era unas torres o una infraestructura de piedra.

-*Ya veo una pequeña fortaleza desde aquí*- decía Garniel en su mente, pero cuando volteo para avisarle a su compañeros, repentinamente-.

-SALTEN!"- grito a lily mientras agarraba a raigan de su pechera saltando por la parte de atrás cayendo en el charco-.

Un tronco de tres metros de largo golpeo el carro, destrozándolo Garniel pudo saltar, pero su espada cayo unos metros lejos de él, Lily y Raigan cayeron en dirección contraria alejados varios metros, los caballos que carreaban el carro huyeron por entre los árboles.

Lo que parecía otro tronco salió del denso bosque, tratando de aplastar a Garniel, antes de que el tronco lo aplastara, este rodo hacia su espada, cogiéndola, al desenvainar su espada, solo tenía el mango sin ninguna hoja, luego de aquel orificio del mango comenzó a emerger un aura aguamarina, muy afilada, cortando el brazo, tras esto, se escucho un rugido enorme, que se podía escuchar a dos kilómetros a la redonda; de la copa de los arboles comienza a emerger un gran árbol, el tronco de la raíz tenía un rostro de furia, mirando con sus ojos enojados a Garniel.

-Creo que no le gusto eso- dijo Raigan mientras sacaba su arco y con el tres flechas, se veía como las flechas se imbuían en un viento cortante en las puntas-.

-No le mates, las malas intenciones de los humanos por estos bosque hacen que ellos nos ataquen sin piedad, solo sigamos nuestro camino-. Asintió Garniel mientras alzaba un mano para indicarles a Lily y Raigan corrieran tras el-.

El árbol furioso cogió su brazo cortado y rugiendo se esconde otra vez en el bosque; al alejarse lo suficiente, unos minutos después los tres viajeros se juntan.

-Bien, perdimos el carro, y nos estamos mojando aquí afuera, sin caballos ni nada- dijo Lily mientras intentaba cubrirse la cabeza con las manos-.

Al compas del comentario de lily, Garniel se quita su capucha y se la da a Lily -Ten Lily, vamos ya estamos cerca de la fortaleza-.

-Gracias Garniel- dijo lily con una sonrisa en su rostro a tal acto de caballerosidad-.

Al seguir avanzando entre en lo que se podía llamar camino, llegan a un lago donde tenía muelle con algunos botes, a la distancia se podía ver una fortaleza de color gris con moho que se encontraba del otro lado del lago, tenía una torre del lado izquierdo y del derecho estaba caída.

Cuando los viajeros se acercaron un poco más, Lily siguió caminando hasta el muelle y se monto en uno de los botes.

-¿Que esperan? Ya dentro de unas horas anochecerá- dijo lily mientras veía como raigan se acerba pero garniel seguía parado unos metros del muelle-.

-Esto me da mala espina- decía Garniel para sí mismo mientras miraba hacia la fortaleza -.

-Tú siempre presintiendo cosa raras vamos, ya quiero cobrar el dinero- Asintió Raigan mirando hacia el lago mientras caminaba hacia el bote-.

Garniel miro hacia los alrededores por unos segundos; luego se dirigió hacia al bote junto con los otros dos, Raigan comienzo a remar mientras Lily permanecía sentada frente a él y Garniel se encontraba parado con mano en la espada; unos minutos después a la mitad de camino de la fortaleza, el fondo se podía ver una sombra gorda moviéndose rápido, casi indetectable para el ojo de una persona corriente

-Raigan para!- dijo alterada Lily mientras intentaba concentrarse

-¿Qué pasa?- dijo Raigan despreocupado, soltando los remos dentro del bote

-¿Pasa algo lily?- Pregunto Garniel

-Detecte un cuerpo moviéndose en el fondo del lago con mana concentrado, pero ya se alejo- Asintió lily con un poco de preocupación-.

-Tranquila de seguro uno de esos peces raros, un cardumen quizás- comento raigan con total despreocupación, remontando otra vez el viaje-.

-No subestimes los hechos Raigan- dijo Garniel preparado para cualquier cosa que viniese-.

-Déjalo Garniel sigamos, no creo que haya sido nada importante- dijo con desanimo mirando hacia la fortaleza-.

Al llegar a la puerto de la isla donde reposaba la fortaleza, recorrieron un camino en zigzag que iba en subida hasta llegar a la entrada, dentro de la fortaleza lo primero que notaron es que las casas de madera estaban podridas, había mucha gente enferma, mientras caminaban una niña vestida de trapo con la piel manchada, se acerco a Lily pidiéndole monedas "señorita por favor, tiene unas monedas, mi familia es pobre y está enferma, solo unas monedas" a lo que Lily oyó la voz de aquella niña se le ablando en el corazón, saco unas monedas de un pequeño bolso que cargaba, al instante por detrás un niño robo un bolso que tenia Garniel en la cintura, y salió corriendo a toda velocidad, voltearon mirando al niño,

-Pequeño bastardo- pronuncio con arco y flecha en mano y rápidamente lanza tres flechas que caen al frente al pequeño; Haciendo que este se frenara cayendo al suelo -devuélveme el bolso- dijo Raigan mientras extendía la mano para tomar el bolso, el niño le entrego el bolso a Raigan-.

La niña al ver que estropearon la trampa, huyo mientras Lily miraba a raigan cuando fue a buscar su bolso.

-Gracias Raigan, pero dame un segundo- Garniel da unos pasos a hacia el pequeño y el niño al ver aquel hombre con aquel cráneo en la cabeza puso una cara de terror, Garniel abrió el bolso y le entrego unas monedas al niño -Ten pequeño, se que la vida aquí es dura, no te culpo por llegar a estos extremos- el niño coge las monedas y con una sonrisa en su rostro se levanta diciendo un gracias-.

-No podemos andar dándole dinero a todo el mundo, tenemos que comprar otro carro para volver al puerto- Dijo Raigan mirando al niño mientras se alejaba, con un tono de tacaño-.

-Tranquilo, tendremos suficiente después del encargo- Asintió Garniel con uno tono de despreocupación

Al seguir caminando entre las casas viejas y pobres, por el piso que se alternaba entre barro y piedras, la lluvia hacia que los techos de las casa más frágiles cayeran, seguía lloviendo y al fin cayo la noche los viajeros decidieron entrar en una taberna

-Aquí podremos encontrar alguna información- menciona Garniel al entrar mirando las personas sentadas bebiendo cerveza y jugando juegos de azar-.

-Y cerveza!"- Dijo Raigan mientras frotaba las manos y miraba directamente la barra

-Me caería bien una- Concordó Lily con Raigan-.

Entrando a la taberna mucho de los clientes, hasta el mesero se quedaron observando a Garniel por gran cráneo que llevaba puesto, en aquel silencio que se propago por la taberna al entrar los tres viajeros, mientras avanzaban entre las mesas, un tipo corpulento y calvo con una cicatriz en el ojo izquierdo, le dio una nalgada a Lily diciendo "pero que bombón"; Lily cerró su puño, Garniel le agarro la mano mirándola, y esta lo miro a los ojos, como diciéndole, no le partas la cara a este tipo, en lo que Lily volteo hacia el sujeto y sonrió frunciendo el seño luego dándole la espalda siguieron caminando hasta llegar a la barra y los tres pasaron a sentarse.

-Cantinero deme dos cervezas, ¿tú que tomaras Lily?- dijo Raigan al sentarse mirando a Lily aunque esta no parecía ya tan animada con la idea de tomar cerveza-.

-Yo nada, lo que quiero es irme de aquí ya- Asintió Lily apoyando su codo sobre la barra colocando su mano en la cara-.

-La paciencia es una virtud, Lily- dice garniel mientras toma de su jarra de cerveza-.

-No estoy de humor Garniel- Asintió Lily mirando hacia los lados-.

Entonces comienzo a escuchar una conversación entre otros dos hombres que estaban sentados en la barra discutían sobre si huir o quedarse a morir, ya que Ross los tenía contra la pared, en eso Lily le pregunta a uno de los hombres

-Disculpe, ese tal Ross que les hace para que trabajen para el- se acerco Lily curiosa intento sacar información a lo que el hombre responde - señorita, Ross enferma a nuestras familias y nos amenaza de matarlas si no hacemos lo que nos pide-.

Lily se da cuenta que una presencia de mana se acerca, alejándose de los dos hombres p se sienta al lado de Garniel y Raigan,

Ahí viene- Susurro Lily mirando a sus compañeros-.

De la puerta de la Taberna, entran unos hombres y con ellos un gordo, con una bata y joyas en los dedos, tenía una narizota y era calvo, con una verruga en la frente, gritando- Bartender mi mesa, y una ronda de cervezas- a lo que el cantinero en un dos por tres siguió ordenes

-En seguida Sr. Ross- Asintió el Bartender con apuro y 7 jarras de cervezas en las manos

-Está acompañado, ¿cómo hacemos?- Susurro Raigan a Garniel dándole a la espalda a Lily

Raigan siente un golpe en la cabeza – Sabes que también estoy en esto- dijo Lily frunciendo el seño con los ojos cerrados-.

-Por favor concentrados, Podríamos esperar a que salga, y atraparlo- Asintió Garniel mirando aquellos dos peleando

-Déjamelo a mí, a ver si le saco información sobre lo que le hace a las familias en este lugar- dijo Lily mientras se paraba-.

-Adelante Lily- Asintió Garniel mirando hacia a la barra-.

Lily se paró de la silla, mientras se aleja de la barra, caminando de una manera muy sexy mientras acercaba a la mesa donde estaba Ross y sus hombres, a llegar Lily ve a Ross y dijo

-Señor Ross- Dijo lily con una voz tan seductora que era imposible no prestarle atención.

Ross se saca el puro que se estaba fumando -y quien usted señorita- mientras el humo que Ross expulsaba se esparcía en el aire

-Solo una admiradora de un hombre tan poderos y fuerte como usted-

Ross sonríe y empuja a uno de sus hombres que estaba sentado al lado suyo -siéntese aquí señorita-.

-Me invita a sentarme con usted, que honor- Asintió Lily dando la vuelta a la mesa y sentándose al lado de Ross -y dígame señor Ross que hace un hombre como usted en esta ciudad con esta cuerda de inútiles debiluchos- Dijo Lily mientras colocaba la mano en la pierna-.

-Nada chiquita negocios, pronto me dicare a vivir la buena vida como el rey que soy- Respondió Ross mientras se rascaba entre las piernas-.

-Hm a mí me gustan los negocios grandes, porque no vamos a otro lugar- Dijo Lily mientras que en su mente "ahórquenme por favor"-.

Ross soltó una risa picara y a la vez tonta, Lily intento no mirarlo con asco, al segundo se da cuenta que dos presencias mas iban a entrar al bar, Lily comenzaba a preocuparse ya que una de las presencias, ya la había sentido antes-.

-No puede ser el, él estaba en encerrado en la cárcel, nadie sale de ahí- entre su mente Lily preocupada, se ponía nerviosa cada vez mas-.

La puertas de la taberna se abren lentamente, y entran dos personas, una encapuchada totalmente y la otra encapuchada pero su cara no se veía por una máscara que cargaba puesta, tenía un traje vino tinto unas hombreras relativamente pequeñas, y un pantalón negro, con guantes negros en cada uno un símbolo,

-Rancor, cuánto tiempo- dijo entre risa y alegría Ross-.

-Porque no estás en la excavación, hay pocos obreros, deberías seguir mis órdenes en vez de estar aquí emborrachándote- Respondió Rancor antes Ross con una voz tan seca que a cualquiera intimida-.

-Tranquilo, siéntate y bebe algo- Ross Asintió de lo más tranquila-.

A tal respuesta, Rancor levanto su mano y empujando la mesa con todo y jarras lanzándolas por el aire y destrozando la mesa, creando un silencio ensordecedor con un ambiente muy tenso, Garniel y Raigan voltearon disimuladamente a tal espectáculo

-Vamos Ross- Dijo Rancor con esa voz ronca y dándose la vuelta hacia la puerta, mientras detrás de él el otro sujeto lo seguía-.

-Está bien- Respondió Ross agarrando de la mano a Lily-.

-¡¿qué haces?!- Exclamo Lily con desagrado-.

-Tu vienes conmigo, mas tarde, vas a ver el gran negocio que te tengo- Asintió Ross entre risas-.

Lily puso una cara asco mientras Ross no la miraba.

-Se llevan a Lily, andando Raigan- Susurro Garniel con un tono de seriedad-.

-Espera a que salgan, el último tipo que entro no me gusta- Respondió Raigan entre susurros tomándose lo último que quedaba en la jarra de cerveza-.

Al salir Rancor con Ross y Lily obligada, Raigan y Garniel se pararon de la barra y se alejaban apresurados, -Hey, se fueron sin pagar- dijo el cantinero furioso pero al instante una flecha le roza la oreja y pega en el mueble detrás del bartener y en ella una bolsa con unas monedas colgaba, el Bartender quedo impresionado, al salir de la taberna, miraron hacia los lados buscando hacia donde habían ido Rancor y Ross, sabían que esto no era bueno, Lily cuando dos supuestos criminales, no era algo de confiarse seguía lloviendo y era oscuro lo único que permitía ver era unas antorchas que estaban colgando entre las casas.

Raigan y Garniel caminaron unas calles cuando repentinamente vieron a Lily montándose en una carreta tras Ross se montaba en la carreta, la carreta arranco con gran velocidad, y mientras que Raigan y Garniel comenzaron a correr para alcanzarla, la perseguían, se acercaban a la pared de la muralla donde se encontraba una puerta que daba a tierra

-Saltemos la muralla por los techos rápido!- Exclamo Garniel mientras corrían mirando la carreta-.

Al mismo instante que la carreta salió de la muralla adentrándose al bosque, Garniel y Raigan se adentraban en el bosque corriendo tras la carreta

-Espero que no llegue muy lejos no podemos seguirla todo el día!- Exclamo Raigan con un tono de queja- Solo a ella se le ocurren estas cosas-.

-Haz silencio, y cuida tus pasos, vamos a meternos entre los arboles- Respondió Garniel ante las palabras de su compañero-.

La carreta iba despavorida por los charcos de lodo, por lo menos el camino estaba iluminado por una serie de antorchas

-Vamos raigan- dijo Garniel pero al voltear vio que Raigan no se encontraba entre los arboles- Donde se abra metido- no veía Raigan entre los árboles; camino unos paso para atrás, y Raigan estaba con la mitad del cuerpo enterrado en una arena movediza,

-Tú sigue, yo puedo salir de aquí- Dijo Raigan con obstinación –estúpida arena movediza- susurro entre dientes-.

Raigan trata de coger desesperadamente la rama de un árbol cercana,

-¿seguro?- Pregunto Garniel al ver el desespero de su compañero intentando salir-.

-¡YO PUEDO!- Exclamo Raigan con molestia -Ve, Lily está en peligro-

-No tardes- Respondió Garniel mientras se daba la vuelta-

.

Antes de que garniel diera un minúsculo paso de entre los arboles salió un oso de unos 4 metros de alto, con una rostro Feroz y hambriento.

-AHHHHHH UN OSO, GANRIEL NO ME DEJES!- Grito con desesperación Raigan, El oso se paro en dos patas y gruñendo -AHHHH!- volvió a gritar Raigan-.

Garniel extendió su espada –Agárrate- grito Garniel-.

Raigan tomo la vaina de la espada y poco a poco sale pero al mismo tiempo el oso extendió su pata y agarro la correa de Raigan con sus garras, mientras Garniel y el oso peleaban por a Raigan que se encontraba en la arena movediza, la carreta había llegado a su destino; Rancor y Ross se bajaron de la carreta y tras de ellos el sujeto, Lily miro hacia alrededor para poder escapar, sabía que nada de esto era bueno

-Mi amor no vienes- Dijo con una sonrisa Ross-.

-Ella se debe quedar en la carreta, Ophelia vigílala- Respondió Rancor ante la ridiculez de Ross-.

Al parecer la persona encapuchada que acompañaba a Rancor era mujer de nombre Ophelia

-Si señor- respondió ella al mandato-.

-Vamos Ross, hay cosas que debemos discutir- Asintió Rancor mirando a Ross, procediendo los dos a meterse en una carpa que se encontraba cerca de la carreta-.

Mientras aquellos hablaban afuera; Lily en su desesperación por salir del lugar a donde la había llevado su idea, intento salir por la otra puerta de la carroza, desesperadamente ábrela puerta y logro salir , pero al caer sobre el barro, Ophelia se percato lo que no fue bueno para Lily, esta dio un salto inesperado y se coloco enfrente de Lily

-A donde crees que vas- Menciono Ophelia mandando a Lily devuelta adentro de la carreta-.

-No te incumbe- Respondió Lily con total firmeza ante la mujer aquella-.

Repentinamente Lily se agacha barriendo con su pierna intentando tumbar a Ophelia, ella lo esquiva, posicionándose unos metros atrás e empiezan a intercambiar golpes bajo la lluvia, Lily logra ser más rápida que Ophelia y logra cogerla de una mano, torcérsela, y justo cuando las cosas para Lily estaban mejorando, fue cuando iba a golpearla en la cara bajo su capucha, en un instante de tiempo voltea y ve como una onda expansiva llena de lluvia con lodo se acercaba a ella y a Ophelia, mientras la onda se acercaba Ophelia se logro zafar de las manos de Lily y salto hacia atrás, mientras la onda golpeaba a Lily mandándola contra un árbol; cayendo sobre el lodo casi desmayada, atrás de el rastro de la onda estaba Rancor con su mano alzada , Ross salió de la carpa..

-Rancor que está pasando, porque mi admiradora esta tirada por allá- dijo que furia Ross al ver lo ocurrió-.

-Vuelve a la carpa Ross, esto no te incumbe, ella es propiedad de los Outlaws ahora- Respondió Rancor sin mínima importancia y sin siquiera viendo a Ross-.

-Nadie me habla así –. Dijo Ross con más molestia aun-.

Y el pequeño intento de sultán, abrió su poca y de ella salió una bola pútrida con aspecto grotesco, dirigida hacia Rancor, Rancor sin inmutarse se volteo y simplemente levantando la mano, creando una onda expansiva destruyendo la bola pútrida de Ross cayendo pedazos de aquella blasfemia acida en el barro

-No debiste haber hecho eso Ross- Dijo Rancor con esa voz ronca y áspera mientras se acercaba lentamente hacia Ross-.

Mientras Ross con cara de preocupación retrocedió unos pasos, pero detuvo el paso ya que tenía alguien atrás, un sujeto encapuchado, con un olor fétido a pescado, mirando fijamente a Ross, Ross se quedo quieto ni movía un musculo, en un instante una hoja como especie de aleta atravesó la corporeidad de Ross lo levantándolo unos metros en el aire, lanzándolo cerca de donde se encontraba Lily desmayada, Lily levanto su mirada con pocas fuerzas después de aquel impacto, mirando hacia al frente unos metros lejos estaba Ross en el piso boca abajo, Ophelia al lado de Rancor y el gran sujeto con la aleta filosa se acercaba a donde Rancor, Rancor se acerco lentamente hacia donde Lily.

Lily en su interior, aquel miedo que sentía hacia ese sujeto la controlo, se petrificaba cada vez más que este daba un paso hacia ella, Lily esperaba un milagro, ya que sabía que si él se acerba, era el fin.

Rancor se coloco frente a ella y la tomo por el cuello levantándola, mientras las gotas de lluvia corrían sobre la máscara de rancor y Lily sujetándose de sus brazos para no quedar ahorcada completamente.

-y dime, ¿dónde está tu amigo ahora?- Pregunto Rancor entre una risa Áspera -El que me obligo a usar esta mascara, sabes que morirás, tu, el, y todos los que intenten detenerme- paro por un instante -pronto estaremos en un nuevo mundo, lástima que no estarás para verlo- Dijo Rancor-.

Rancor prepara su mano desocupada y la coloca en el estomago de Lily, Lily en su mente sabiendo que es el fin

-*Perdóname Reliq*- pensó Lily en su último instante con tristeza-.

Al instante de Rancor lanzar la onda expansiva, Rancor suelta a Lily, para esquivar la espada de Garniel que casi corta a Rancor por la mitad, Rancor intenta esquivar los espadazos de Garniel pero este logra con poco esfuerzo cortar parte de la manga del brazo derecho de Rancor, Rancor dispara un onda, Garniel intenta protegerse y retrocede varios pasos atrás colocando su espada como escudo contra aquella onda, el sujeto alto y Ophelia se preparan para atacar,

-Alto o disparo- Dijo Raigan con un sonrisa ,colocando su arco atrás de los sujetos, apuntando dos flechas directamente hacia sus cabezas-.

El hombre alto se voltea muy veloz, intentando cortar el arco, pero Raigan dispara antes quitándole la capucha, Ophelia logra esquivar la flecha, al parecer el gran sujeto, era una especie de hombre pez, con unos dientes afilados, y una dos aletas que se extendían a lo largo de los brazos y toda su piel era escamosa, sin contar el olor a pescado.

Garniel contra Rancor, y Raigan contra el hombre pez y Ophelia, Lily herida, las cosas se veían apretarse para este grupo de tres, el hombre pez velozmente ataca a Raigan, Raigan logra esquivar un golpe y el otro lo detuvo con su arco, Garniel aumenta el tamaño de su espada, golpeando el suelo haciendo que lodo y el agua se levantasen, cayendo sobre Rancor, este lanzo un onda expansiva en la dirección de Garniel

, Ophelia se coloca detrás de Raigan, para golpearlo, pero Garniel alcanza a Ophelia como para impedir que ella golpease a Raigan,

-Gracias- menciono Raigan ante el acto de su compañero

-No hay tiempo para hablar, concentrado tenemos que salir de aquí- Asintió con preocupación en el apuro que estaban metidos-.

Los dos espalda a espalda intenta alejarse , Garniel miraba a Rancor fijamente , el hombre pez se lanzo al ataque, y al mismo instante Rancor lanzo una onda contra Garniel y el con su espada intentando protegerse a él y a Raigan, pero mientras por un lado estaba deteniendo la onda por el otro lado el hombre pez y Ophelia atacaban Raigan , la onda empujo con mucha fuerza Garniel y este empujando a Raigan, el hombre pez cogió a Raigan de un brazo y con la pierna de Ophelia le dio en codo, fracturándoselo

- "aghhh!- Grito con dolor Raigan,

-*estamos en apuros, voy a tener que usar todo el mana que tengo para crear un distracción*- pensaba Garniel al ver a su compañero herido-.

Lily observaba, parándose débilmente logro acercarse a la carroza, Garniel logro concentrarse un poco y de su espada salía un gran aura de mana, mientras Rancor lo miraba, y el hombre pez y Ophelia retrocedieron, Garniel procedió a atinarle al suelo levantando todo el lodo que había y obstaculizando la visión del enemigo, Garniel rápidamente cogió a Raigan y salieron corriendo hacia la carreta Lily ya en la carreta , una vez montados en la carreta, Lily vatio la cuerda que ataba a los caballos, y empezaron a galopar, pudiendo escapar, el hombre pez empezó a correr y Rancor hazlo la mano como señal de que parara

-Deja que se vayan, así se darán cuenta de que les depara el futuro- Dijo Rancor mientras se daba la vuelta-.

Detrás de ellos se acerca un pobre hombre gritando -Jefe, ya llegamos a la tumba-

-Excelente, Ophelia prepárate partir- Dijo Rancor dando sus órdenes estrictas-.

-Si señor- Asintió ophelia sin chistar

Rancor camino unos metros más lejos , llegando a una montaña, varios mineros se encontraban afuera de un orificio que llevaban tiempo excavando, los mineros que Ross obligaba a trabajar, Rancor se adentra en la cueva que iba en pendiente, seguía caminando , un minero le da una antorcha por que a medida que avanza se hacía más oscuro y profundo, al avanzar Rancor dio con una puerta de piedra maciza con el símbolo de la liga incrustada en ella, levanto su mano y rompiendo la puerta con una onda, al entrar solo había una tumba en el medio, en un círculo, ni tesoros ni nada, solo una tumba, al retirar la tapa del sarcófago ve un esqueleto con trapos, fijo su mirada sobre el brazo izquierdo y en el tenia un anillo, toma el anillo, y se lo coloco

Y entre susurros dijo -falta poco….-.