PURE LUCK V

La mañana llegó y con ella el primer día de entrenamiento, la emoción se podía sentir en el aire, la intriga y por qué no el nerviosismo; el desayuno se llevó a cabo en silencio aunque cada integrante del grupo 3 se sentía particularmente diferente ese día.

-Vamos recuerda, Lars me enseñó todo lo necesario no hay por que temer-

Ciertamente los 5 años en los que Kael había tenido que entrenar con Lars no fueron nada fáciles, Lars era estricto y perfeccionista lo que conllevó a que Kael desarrollase su entelequia muy rápidamente; sin que nadie se diera cuenta Kael extendió la palma de su mano por debajo de la mesa en la que todos estaban desayunando, no pasaron ni dos segundos antes de que Kael sintiera como una pequeña esfera inmaterial se formaba en su palma, sin embargo aunque no tuviera materia alguna podía sentirla como una diminuta y blanda bola de cristal que crecía conforme Kael se lo ordenase, definitivamente él estaba listo.

Mientras tanto los otros integrantes del equipo 3 también estaban preocupados por el primer día de entrenamiento; Lexcomía muy deprisa y con una gran sonrisa (se nota que Lex tiene mucha energía e hiperactividad), todo lo contrario le pasaba a Jane, esa tímida chica no había probado ni un bocado y parecía que en cualquier momento se echaría a llorar, Caya miraba fijamente su plato de comida con si ella fuera un depredador y masticaba con gran fuerza e infinita paciencia, en cambio Demetrio miraba hacia la nada y solo jugaba con su comida.

-Finalmente el momento llegó, todos dejaron su ahora casa y bajaron la larga sucesión de gradas de piedra¸ no hablaron mucho en el trayecto pues faltaba poco para que lleguen al lugar de reunión donde estaría Helio junto a los demás equipos-

Lex.- (Dirigiéndose a Kael) oye… Lars te debe haber enseñado varias técnicas con la entelequia ¿no?

Kael.- ¿Tecnicas, a que te refieres?

Lex.- Bueno… (Un poco nervioso) hasta donde se, Lars conoce técnicas que los demás no.

Kael.- Veamos… me enseño como sentir y mover mi entelequia.

Lex.- ¿Nada más? (algo desilusionado).

Kael.- Pues no, que ¿es poco?

Lex- ¡No, para nada!, todo maestro debe enseñar a su alumno eso y nada más, esa es la regla pero yo creía que Lars te había enseñado algo más.

Kael.- No, no me enseñó nada más, aunque (recordando el sello que Lars le había puesto en la muñeca de su mano izquierda)

Lex.- ¿Qué?

Kael.- Nada, nada… (Por alguna razón, Kael sentía que nadie debía enterarse de eso)

Los 5 llegaron a una gran llanura en la que se encontraban los otros 6 equipos y Helio, Kael pudo ver de reojo a Drew, el alumno de Ligth; y a Violeta que era el centro de todas las miradas por lo que no era difícil saber donde se encontraba.

Helio.- Excelente,al parecer todos estamos reunidos; ahora les explicaré lo que deben hacer pero primero me veo en la obligación de decirles que anoche. mientras todos estaban conversando puse cámaras escondidas en todas las viviendas, en otras palabras vi todo lo que hicieron y dijeron anoche.

(Todos).- ¿Qué?

?.- ¡¿Eso el legal?!

Demetrio.- (Dirigiéndose al equipo 3 en voz baja) entonces ¿él ya sabe que anoche planeamos echar a Drew y Violeta?

-De pronto todo mi equipo se puso tenso ¿Helio nos expulsaría por querer echar a otros dos aprendices?-

Helio.- Ya tranquilos por favor… ¡Silencio! El espionaje a todos los equipos fue un éxito, excepto por un equipo.

En ese momento,Drewsalió al frente y tiró al piso y en frente de todos nosotros una diminuta cámara rota.

Helio.- Claro, el equipo 7 fue el único que se dio cuenta de que los estábamos espiando, gracias Drew (sarcasmo).

Drew ni se inmutó, sus ojos estaban tan desenfocados como siempre y sus manos seguían en sus bolsillos.

Helio.- Pero bueno, el punto está en que sabemos quienes de entre todos ustedes son las personas menos aptas para el entrenamiento de la entelequia, y estas son aquellas que tienen cierta tendencia al mal, rencor, odio o envidia hacia los demás, ¡ahora escúchenme, esas personas serán automáticamente expulsadas del entrenamiento!

Un viento frio corrió por entre todos nosotros, esa noticia era absolutamente inesperada ¿no habría pasado ni un día y ya habrían expulsados? ¿Y quienes serian?, entonces Kael pensó en sus cuatro compañeros y recordó la conversación no muy amistosa que habían tenido la noche anterior.

Helio.- Y ahora, las personas que sean expulsadas del entrenamiento no podrán volver a sus casas como si nada, ellas se quedaran en el lugar que verán a continuación.

De la nada, un bosque inmenso a unos kilómetros de nosotros apareció, este era absolutamente oscuro y tenía los arboles más grandes que había visto en mi vida, además estaba rodeado por una cerca alta de acero electrificada.

Helio.- Ese es el bosque de los desaparecidos, y tiene ese nombre por que nadie pudo salir de él con o sin vida, a quienes les espera ese destino les pido perdón desde ya, pero no podemos dejar que el mundo exterior se entere de nuestra presencia. A continuación llamaré a las personas que serán expulsadas del entrenamiento, del equipo 1: Shun y Diego, del equipo 2: Ariel y Lana, del equipo 3: Caya y Demetrio…

-Fue increíble; Demetrio, ese chico alto y de cabello ondulado, con un jean y polo rojo seria el primero de nuestro equipo en irse, ¡y Caya!, la chica de cabello largo y negro que sentía un gran odio por mi también se iría… a pesar de todo (mientras miro ese sobrio bosque) no le deseo ese futuro a nadie-

Helio.- Y finalmente del equipo 7, ya que no pudimos escuchar su conversación por culpa de alguien (mirando a Drew), ese alguien será quien se vaya, así que Drew alista tus maletas; las personas que fueron llamadas serán escoltadas al bosque de los desaparecidos por 7 personas diferentes, cada una de estas 7 personas guiará a los integrantes expulsados de un determinado equipo e irá por un sendero diferente a los demás. Por ahora las personas de cada equipo que sigan en el entrenamiento tendrán que rodear la meseta que ven allá (helio señalo una meseta con escasa vegetación que era altísima, tanto así que no se podía ver bien la cumbre de la misma pues estaba envuelta en niebla), los espero en la cima y tienen hasta la puesta de sol para llegar. El primer equipo en llegar tendrá un premio y el último un castigo, hasta entonces.

Helio desapareció y en su lugar aparecieron 7 personas, cada una de ellas se dirigió a los integrantes expulsados de cada equipo y se los llevó (prácticamente a la fuerza) hacia el bosque de los desaparecidos.

Demetrio.- (Dirigiéndose al hombre que lo escoltaría a él y a Caya) ¡suéltame! ¿Con quien crees que estas tratando?

Caya.- ¡Esto es injusto, llamen a Cinthya, ella es mi maestra!

Lex.- (Dirigiéndose también a ese hombre) ¡oye, suéltalos!

?.- Tengo que llevarlos al bosque, bueno no hay tiempo para despedidas así que…

Ese hombre hizo aparecer un par de sogas las cuales ataron a Caya y Demetrio, después los cargo y se los llevó mientras Lex, Jane y yo veíamos anonadados como esas dos personas que acabábamos de conocer morirían en unas pocas horas.

Lex.- (Cayendo de rodillas) ¡van a morir!

Jane.- ¿Qué podemos hacer?

Lex.- ¡Pues algo!, no podemos dejar que se los lleven así por así.

Kael.- Si Helio se enterase que queremos rescatarlos seguro que nos expulsaría también

Lex.- ¿Entonces quieres quedarte cruzado de brazos?

-Hubo un silencio incomodo en el que los tres vimos la meseta que Helio nos dijo que escalemos, también vimos como los demás equipos estaban muy inquietos por los acontecimientos recientes, aunque otros emprendían rápidamente la marcha hacia la meseta-

Lex.- Escuchen esto: ¿Por qué no salvamos a Caya y a Demetrio?, después podríamos dejar que vivan en nuestra casa sin que nadie se entere y con suerte aún nos quedaría tiempo para subir la meseta.

Kael.- Suena arriesgado…

Lex.- Tenemos que hacerlo, ponte en su lugar.

Jane.- Yo estoy de acuerdo.

Lex.- Genial, ¿tu Kael?

Kael.- Supongo que si (aunque Caya quiera matarme de todos modos).

Lex.- ¡Pues vamos!, pero nadie tiene que darse cuenta de esto, vi que ese hombre se fue por allá, por ese camino que va en bajada, sigámoslo…

(Tercera persona)

?.- (El hombre que llevaba a Caya y Demetrio) ¡haces mucha bulla jovencita!

Caya.- ¡Llama a mi maestra, es Cinthya, ella sabrá que hacer!

Demetrio.- Ya cállate Caya, no importa cuanto supliques, él no te soltará.

Caya.- ¡A perdón, pero yo aún no me resigne a morir!

?.- ¡Ya silencio!, miren Helio me dijo que cuando nos encontráramos lo suficientemente lejos de los demás les hiciera una propuesta (viendo a todos lados por si alguien escuchaba su conversación) y ahora es el momento.

Demetrio.- Te escuchamos.

?.- Mas les vale que sea así, por que solo se los diré una vez; Helio me dijo que si ustedes me dan el nombre de la persona de su equipo que crean que deba irse, el o ella se irá y ustedes de salvaran.

Caya.- ¡No podemos dejar que alguien de nuestro equipo muera!

?.- O no, no morirá, se irá a casa y no sufrirá el destino que ustedes si tendrán que sufrir.

Demetrio.- No tiene mucho sentido, ¿porqué Helio nos dejaría tomar una decisión como esa?, además como sabemos que no nos estas mintiendo.

?.- Estas a punto de morir en ese bosque endemoniado chico, creo que no tienes tiempo para desconfiar de mí.

Caya y Demetrio se quedaron en silencio y pensativos.

(De vuelta con Kael)

Lex.- ¡Ya puedo verlos, silencio!

-En ese momento divisamos al hombre que llevaba a cuestas a Demetrio y a Caya-

Kael.- no puede escucharnos

Lex.- Pensemos en como liberar a ese par, creo que tendremos que usar la fuerza.

-Estaba preparado para eso, recuerdo que parte del entrenamiento para controlar tu entelequia requería tu preparación obligatoria en el arte marcial que mejor iba contigo; en mi caso Lars me enseñó bastante del Jet Kune Do o simplemente JKD aunque con algunas modificaciones del karate tradicional que convertían mi estilo del JKD en uno mas recatado, me pregunto que arte marcial habrán aprendido Lex y Jane.

Lex.- ¡Bueno vamos! Yo lo distraigo poniéndome en frente suyo mientras que Jane desata a Demetrio y a Caya y tú Kael apoyas a quien esté en problemas.

Kael.- Si, vamos ya.

Entonces Lex corrió sigilosamente y se paró en frente del hombre que cargaba a Demetrio y a Caya; él lo miró sorprendido aunque después mostró una sonrisa.

?.- ¿Qué crees que haces niño?

Lex.- Vengo a negociar.

?.- ¿Negociar?, y que puedes tener tu que me interese.

-La conversación continuaba mientras Jane se acercaba poco a poco sin que el hombre se diera cuenta y yo me escondía entre los arbustos, listo para ayudar a quien lo necesite-

Lex.- Este es el traro, tú nos devuelves a esos dos que estás cargando.

?.- ¡Oh! ¿Y que gano yo?

Lex.- Conservar la dentadura.

-No pude ser, ¿en serio Lex es tan idiota como para amenazar a ese tipo?-

?.- Eres tan estúpido como aparentas niño.

Lex.- ¿No me crees?, pues trata de hacer algo al respecto, estoy solo.

?.- ¿En serio?, entonces porqué cuando me pediste que te devuelva a estos dos (mostrando a Caya y Demetrio) dijiste ''tu nos devuelves'' en vez de '' tu me devuelves'',

-Se dio cuenta-

?.- Mentir es malo niño (acercándose a Lex), me parece que nadie te extrañará demasiado si te llevo también a ti al bosque e de los desaparecidos.

En ese momento, Lex le propino un rápido gancho al estomago y otro a la cara que ese hombre esquivó con facilidad; Jane empezó a acercarse más rápido por la espalda de ese hombre.

?.- Que agallas tienes muchacho.

Lex intentó darle otro par de golpes al rostro que esquivó muy fácilmente también.

Lex.- ¡Pelea también! ¿Me subestimas?

?.- Pero antes una pregunta: ¿Cuál es tu estilo de pelea muchacho?

Lex.- Lucha callejera, así de simple.

?.- (Riéndose) típico de alguien tan hiperactivo e impulsivo, y por qué no tonto como tú.

Lex intentó dale una patada pero el hombre agarró su pierna en seco.

?.- Esta es la última patada que darás en tu vida niño, despídete de tu pierna; es una lastima que acá acabe tu entrenamiento, no hay muchos que practiquen la lucha callejera.

-Yo estaba a punto de intervenir pero Jane, con una serie de movimientos gráciles, llegó rápidamente al lugar de la pelea, abrió completamente su palma y golpeó en el pecho de ese hombre que se tambaleó y dejó caer a Demetrio y a Caya que aún seguían atados, después de eso decidí que lo mejor sería desatarlos-

?.- (Dirigiéndose a Jane) tu practicas kenpo japonés ¿no?

Jane.- Y aikido.

Lex.- ¡Jane, tenias que desatar a Caya y a Demetrio, yo tenía todo bajo control!

Jane.- Kael lo hará.

-Ya falta poco… ya está-

Kael terminó de desatar a Demetrio que se levantó rápidamente sin dar las gracias y a Caya que ni lo miró-

Demetrio.- ¿Ahora que?

Caya.- Terminemos con ese idiota, no, no me refiero a Lex. Sino al idiota que casi nos lleva a morir.

Lex.- Por supuesto.

Kael.- ¿Qué? ¡No! Corramos.

Demetrio.- Concuerdo contigo, no tenemos nada mas que hacer aquí.

?.- ¡Ya basta! (incorporándose), ya se divirtieron bastante jovencitos, ahora todos me acompañaran a ver a Helio.

Lex.- ¿Quieres pelear contra los 5?

Kael.- Lex… creo que él habla en serio.

?.- (Sonriendo y agachando la cabeza de modo que no se le vieran los ojos) y nos sabes que tan enserio.

-No recuerdo muy bien lo que pasó después, solo recuerdo que sentí como si un puño gigantesco me golpeara en el corazón aunque no puede ver absolutamente ninguna cosa que impactara contra mi; mis otros 4 compañeros se desplomaron al mismo tiempo y al igual que yo, después de eso no pude evitar desmayarme y lo ultimo que escuché fue la risa estridente del hombre que nos había derrotado sin siquiera moverse-

(2 horas después)

-Me desperté en una gran sala que mas parecía una catedral, el interior tenía un techo altísimo y varios adornos como estatuas de oro, alfombras y cuadros gigantescos con imágenes que mostraban penitencia y sufrimiento-

Lex, Caya, Demetrio y Jane se encontraban atados y sentados en el piso junto a mi; escuché unos pasos estridentes a mi espalda y cuando logré voltearme pude observar a Helio, tenia una túnica blanca con varios símbolos rarísimos, además de sus ojos totalmente fríos y su cabello cano perfectamente peinado hacia atrás. Detrás de él venía el hombre que nos había derrotado y al que pude observar mejor, tenía el cabello negro y lacio que le tapaba parte del rostro, su ropa constaba de una casaca de cuero marrón y un pantalón negro que le daba un aspecto totalmente formal.

Helio.- Que interesante… así que intentaron ir en contra de las reglas en el primer día de entrenamiento ¿les parece razonable?

Lex.- ¡No teníamos opción, Demetrio y Caya iban a mori…!

?.- Silencio chico impulsivo y estupido, solo hablaras cuando se te ordene.

Helio.- (Deteniendo a ese hombre) alto Basil, gracias pero yo puedo solo.

Basil.- Lo siento señor, no era mi intención…

Helio.- (Haciendo una seña para que Basil se callase), ahora muchachos, Basil me contó que le hizo una propuesta interesante a Demetrio y a Caya, ellos solo debían dar el nombre de una persona de su equipo que les pareciera que debía irse a cambio se salvarían de la muerte, y adivinen…

-Todos vimos a Caya y a Demetrio, la pregunta era evidente, a quien habían traicionado ambos, ¿seria a mi?, pues seguro que Caya quería que me fuera pero ¿y Demetrio?, ¿me iría yo, o tal vez Lex o Jane?-

Helio.- ¿No adivinan? pues les diré que sus dos compañeros (señalando a Demetrio y a Caya) nombraron a…. nadie.

-¿En serio, ambos preferían la muerte antes que la traición?-

Helio.- Pues eso es todo; rompieron las reglas, sus dos compañeros cautivos se negaron a aceptar mi propuesta y lo más importante: me hicieron perder mi valiosísimo tiempo. Hay una sola cosa que puedo decir en esta situación.

Kael, Lex, Demetrio, Caya y Jane miraron aterrados a Helio, eso era todo; serian expulsados y mandados al bosque de los desaparecidos.

Helio.- Bien hecho chicos, pasaron el primer día de entrenamiento añuque con algo de retraso.

-Todos nos quedamos boquiabiertos mientras las sogas que nos ataban se esfumaron y Basil, ese hombre que hace poco parecía tan amenazador mostraba una cordial sonrisa-

Helio.- Les explicare, la verdadera prueba no consistía en escalar la meseta, sino en probar la el compromiso y la fidelidad a su equipo tanto de los que se encontraban libres: Lex, Kael y Jane, como de los cautivos: Caya y Demetrio; ustedes acaban de pasar esta primera prueba que podría decirse, es como la prueba de entrada.

Lex.- ¿Entonces todo fue un engaño, y los equipos que no intentaron rescatar a sus compañeros o los traicionaron?

Helio.- Fueron descalificados, ustedes son el último equipo en pasar la prueba, los otros equipos que también lo hicieron son: el equipo 1, 4, 6, 7 y con ustedes, el equipo 3, serian en total 5 los equipos que aun continúan en el entrenamiento.

-Entonces el equipo 7 de Drew y Violeta también pasó la prueba-

Basil.- Felicidades chicos.

Helio.- A se me olvidaba, les presento a Basil, de ahora en adelante él será su maestro y tutor, cualquier problema que tengan lo pueden conversar con él ¿entendido?, el vivirá a partir de ahora con ustedes.

Lex.- ¡El intento romper mi pierna!

Kael.- Ya cállate Lex…

Basil.- Si muchacho mejor cállate (acercándose a Lex y agarrándole la cabeza), espero que desde ahora pienses mejor las cosas antes de hacerlas.

Helio.- Entonces con ustedes ya son 25 las personas que continúan en el entrenamiento, ahora vayan a descansar, Basil ira con ustedes y los veré a lo sumo en una par de semanas.

El equipo 3 volvió a su casa cansado aunque también feliz por haber sobrevivido al primer día de entrenamiento, rápidamente Kael se desplomó en el césped del patio mientras observaba el único gran árbol que tenían en la casa el cual era el hogar de innumerables aves.

Lex.- (A unos metros de Kael y dirigiéndose a Jane) oye… ¿sabes por qué Caya no eligió traicionar a Kael cuando podía?

Jane.- No lo se, pregúntaselo a ella.

Lex.- Lo haría pero (mirando a Caya que estaba sentada viendo el riachuelo del patio) esa chica da un poco de miedo…

Demetrio.- ¿Escuché bien? ¿Lex le tiene miedo a la inocente Caya?

Lex.- (Avergonzado) ¡cállate!, no es miedo solo que…, esa chica es un poco violenta.

Caya.- (Acercándose a los 3) ¿se puede saber de que tanto hablan?

Lex.- (Muy nervioso) ¡no nada, nada! Solo recordábamos este día, solo eso…

-Demetrio y Jane rieron y los 4 continuaron su conversación mientras yo los veía desde lejos, ¡Que diferentes éramos los 5!, ninguno se parecía a otro y esa era algo que me alegraba, Lex con su hiperactividad, Jane con su timidez, Caya y su prepotencia y tendencia al liderazgo, Demetrio con su temperamento sombrío y sarcástico y bueno… yo. De todas formas confió en que mi equipo, el equipo 3, salga adelante y venza a los demás equipos, sobre todo al equipo 7-

Basil.- (Acercándose a Kael) ¿tu eres Kael, el aprendiz de Lars?

Kael.- Últimamente todos me preguntan eso, si soy Kael.

Basil.- (Sonriendo) bien…, tenemos una par de cosas de que hablar.

(Mientras tanto en un lugar lejano)

Helio se encontraba en su gran mansión a unas pocas horas del campamento en el que estaban los aprendices de la nueva generación, la decoración barroca que tenía su mansión fusionada con el estilo gótico de las catedrales españolas del siglo XV era algo que le llenaba de regocijo pues, como el mismo decía: esa decoración representa el estado de su alma, la magnitud de su poder y la grandeza de su ser; era un hombre simple y con necesidades simples, no ambicionaba mucho más que vivir entre esas maravillosas obras de arte que coleccionaba.

Helio se sentó junto al fuego de su chimenea –Ya son las 9 de la noche, la luna dentro de poco se alzará con todo su esplendor- pensó; agarró uno de sus viejos volúmenes de literatura y empezó a hojearlo pero antes de que pudiera leer el titulo sintió la presencia de una entelequia, esa entelequia le era conocida, hace solo unos días que había tenido que sentirla otra vez, esa entelequia no podría ser de otra persona mas que de…

Helio.- Que inoportuno eres…, y maleducado encima, ¿no te enseñaron que no se debe entrar por la ventana de una casa? podrías haber tocado la puerta.

Lars.- (Detrás del lugar en el que Helio se encontraba sentado) bonito lugar, muy acogedor.

Helio.- Seguro vienes para saber como esta tu aprendiz ¿no?, que maestro tan responsable eres Lars, me impresionas…

Lars.- Ahorra tus comentarios, sabes muy bien por que estoy aquí.

Helio.- ¿Crees que es sensato Lars?

Lars.- Helio, mi queridísimo maestro; no creo que tengas tan mala memoria como para que ya hayas olvidado quien soy, por cierto, aún no olvido el sello del solo rojo que me pusiste cuando solo tenía 15 años.

Helio.- Lars, deja el pasado atrás, ven y siéntate, te invito un trago…

Lars se acercó a Helio y aceptó la copa que este le tendió, los dos tomaron el contenido de sus respectivos vasos en silencio hasta agotarlo.

Helio.- Así esta mejor, ahora ¿a que se debe esta magnifica visita tuya?

Lars.- Él me manda, dice que no retrocederá

Helio ¿En serio? ¿Y que otras noticias tienes para mi?

Lars.- Muchas más, ¿me puedo servir otro…?

Helio.- O si claro, mi casa es tu casa.

Lars volvió a llenar su copa.

Lars.- Casandra vendrá dentro de poco.

Helio.- Que interesante rencuentro ¿no lo crees?

Lars.- Si, muy conmovedor.