Título: Rose
Personajes: Raven Teel, Vega Roa.
Notas: Otro escrito para "Los cuervos de Santa", en fandom-insano.


Si una bomba hubiese explotado justo encima de su cabeza, seguro se sentiría mejor, de hecho, no sentiría nada, lo cual era mejor que todo lo que estaba pasando por su interior en ese momento.

— Es mejor que no la veas—, le había dicho Vega—. Créeme—, le había asegurado antes que el otro pudiese decir algo.
— ¿Tan malo fue?
— No te lo puedes imaginar, Rave. Es todo lo que te puedo decir.
— Pero ella...—, incapaz de seguir, Raven miró a su mentor, expectante. Vega hizo una mueca: No lo sabía. Nadie lo sabía. Vega esperó a ver la reacción del chico, pero éste no hizo ni dijo nada, simplemente cruzó sus brazos y miró hacia otra parte, frunciendo el ceño. El nombre de la chica resonando en su cabeza: Rose, Rose, Rose. "No te puedes morir. Por favor. No", pensaba.

Habían sido seis meses de angustia y caos. El tiempo había pasado muy rápido, para sorpresa de todos. Sin embargo, muchos seguían con su mente puesta en lo que había pasado aquel día. Y en la huída de Tuck, días después. Valentine seguía en el hospital, más personas de las que él pensaba habían muerto y Rose, estaba a punto de irse para siempre. Y Raven no podía hacer nada.

La mañana después de Navidad, fue cuando la segunda y más horrible bomba cayó sobre él. Vio a Shinji con los ojos enrojecidos, caminando sin rumbo fijo; ahí lo supo. Lo comprobó al ver la mirada de Valentine que lo seguía desde una distancia prudente y luego, al ver al padre de la chica llorando desconsoladamente, sentado frente a la puerta de su tienda.

No había nada que hacer. Ella se había ido, para siempre, Raven no la volvería a ver, no volvería a escuchar su voz ni a verla reír. Tampoco volvería a escuchar sus consejos ni las quejas que tenía de Shinji, (que eran, a decir verdad, pocas).
Como si no quisiese dejarse caer al vacío, Raven abrazó a uno de sus perros, cerró los ojos y lloró. Prefería que una bomba explotara encima de él, a sentir lo que estaba sintiendo en ése momento.