Nunca mires mis ojos

Nunca mires mis ojos,
porque en ellos hallarás...
... hallarás la verdad de lo que soy,
el monstruo que habita en mi interior.

Cree en mí... y por favor,
no te detengas a elegir,
no te arriesgues a morir.

Nunca intentes ayudarme,
sólo conseguirás lastimarte.
No puedes salvarme,
limítate a correr y alejarte.

Nunca mires mis ojos.
No vuelvas a por mí.
Créeme… es mejor así.