-Anda, tenemos que ir a clase.

-¡No, no quiero!

Eirian trataba de separar a Luka de Mae, pues éste no quería alejarse de su "gato".

-¡Vamos!- se desesperó Arecs, arrastrando a su amigo

-Mae, trata de no pensar en el baño hasta que las clases se terminen, ¿bien?- decía Luka a duras penas, pues Eirian lo estaba jalando del cuello de la camisa. La pelirroja solo asintió y se fue también a su salón.


-Puedo soportarlo- pensaba -solo hasta que terminen las clases...

La chica caminó hasta su asiento y se sentó, mirando hacia la ventana. Como el profesor no llegaba, se aburrió y comenzó a jugar con el portaminas. Minutos después, el compañero de a lado comenzó a platicar con ella. Y así, la hora se fue volando y no tuvieron clase de ciencias; lo cual alegraba un poco a Mae, siendo ella terrible en esta materia.

-Mira que faltar el primer día, que desfachatez- decía el chico, de nombre Isaac.

-Por lo menos, tuvimos una hora libre- dijo Mae.

-Si, tienes razón- rió un poco- pero me sigue pareciendo raro que falte el primer día...

-Isaac, recuerda que el Profesor Loughty es el que más falta a clases. La verdad, no me sorprende que no haya venido.- habló el chico sentado frente a Maeve. Ese chico... estaba segura de que lo conocía de algún lado.

-Ah, es cierto, había olvidado eso- murmuró Isaac para si- Oye Alex, ¿Quién te tocó como compañero de habitación?

El chico se volteó para responderle.

-Gavin. Gavin es mi compañero.

-¿Gavin? ¿Gavin Lodge? Woah, vaya suerte.

Mae les había dejado de escuchar hace rato. Cuando Alex se volteó, pudo ver bien su rostro. En definitiva, lo conocía. Y el nombre Alex le sonaba. Alto, ¿podrí a ser...?

-Buen día jóvenes -el profesor de Sexualidad humana había llegado -... y señorita.

- Mae volteó a verle un tanto asustada - No se preocupe, estoy enterado del incidente Hassi.

-¿Incidente... Hassi?- Dijo la chica sin entender.

-Ah, este...- rió nerviosamente el maestro- así es como se le conoce a tu situación entre nosotros los profesores.

-Entonces... en lugar de decir, "la chica que por error quedó en la división varonil" dicen "el incidente Hassi", por su apellido- dijo Isaac algo divertido.

-Si... podría decirse que si. B-bien, empecemos con la clase.


-Y... ¿Cómo te fue en clase, gatito?

Mae, Luka, Eirian y Claude se dirigían hacia los dormitorios.

-Bien, podría decirse... aunque descubrí que para los profesores soy "el incidente Hassi"- suspiró lo último pesadamente.

-¿Hiciste amigos?- preguntó Claude.

-Si. Isaac y Alex parecen buenas person-... ¡Diablos!

-¿Qué sucede?-preguntó el castaño. Al igual que él, Eiran y Claude miraron a la pequeña un tanto sorprendidos por su repentino enojo.

-...N-no, nada.- En realidad, había recordado que no le preguntó a Alex si ya se habían visto antes.

-Si tú lo dices... Oigan, ¡allá está el asesor!- dijo Eirian, apuntando a la entrada del edificio, entonces los cuatro corrieron hacia tal punto, antes de que se fuera. Ya frente a él, se detuvieron a respirar, mientras que el asesor los miraba extrañado. Una vez que su respiración volvió a la normalidad, Mae le explicó el problema.

-Ahh, entiendo... Ven, tengo la solución.- dijo el asesor mientras entraba al edificio, seguido por los jóvenes. El primer piso era una sala de estar inmensa, donde los muchachos podían ver televisión o jugar billar. Había una puerta blanca en la pared, que conducía a la oficina del asesor. Ya adentro, se acercó a un cajón, lo abrió y sacó una llave, llave que le dio a Mae. Ella puso cara de no entender.

-¿En qué piso está tu habitación?-preguntó el asesor.

-En el segundo.

-Bien, no te quedará lejos. Antes, cuando el muro no existía, las visitas por parte de las chicas estaban permitidas hasta cierta hora. Pero ellas comenzaron a quejarse de que era molesto querer ir al baño y tener que ir hasta sus dormitorios, pues no podían ir a los baños de este edificio ya que eran para hombres. Entonces, pusieron un baño individual en el segundo piso... aunque no estoy seguro de por qué le pusieron una regadera, esa parte de la historia no me la sé. Continuando, ese baño lo cerraron cuando el muro apareció, y ahora nadie lo usa. De hecho, pasó igual con las chicas; hay un baño cerrado allá también.

-En pocas palabras...- murmuró Luka

-¡L e estás dando a Hassi la llave de su baño privado!- dijo Claude con asombro.

-Si, algo así- sonrió el mayor.

-Te lo agradezco demasiado...- dijo Mae por lo bajo.

-No ha sido nada.


Eran alrededor de las 5. Claude estaba en su cama, mirando al techo. Mae había ido a darse una ducha, así que estaba solo. En un principio, se estaba vistiendo, pero por alguna razón, se detuvo a media acción y le dio por hacerse el pensativo. Recordó los momentos que había pasado con Eirian y Luka en secundaria; cuando el castaño saltó desde una ventana del segundo piso con tal de que Eirian no lo alcanzara, o también cuando gracias a el pervertido de Luka conocieron a una chica llamada Renée (que ahora es buena amiga suya y está en la división femenil). Vino a su mente también el día anterior, cuando conoció a Mae y ésta le vio en bóxers; ahora se reía de eso. Entonces recordó esa mañana, cuando Eirian y Luka llegaron de la nada y se llevaron a la chica con ellos. Claude y el castaño "discutieron".

Se cayó de su cama, totalmente sonrojado. Ahora que se había puesto a analizar sus actos de esa mañana, solo había un pensamiento rondando en su cabeza:

-¡¿POR QUÉ CARAJO LO BESÉ?!- gritó, sin percatarse de que su pelirroja compañera había entrado a la habitación.- M-Mae... perdón si te asusté.

-No te preocupes. Claude, tu cremallera...

Claude se levantó de golpe. No recordaba que solo tenía los pantalones puestos. Y para colmo, tenía la cremallera abajo. La situación podría empeorar...

-¡Hola!

...con la llegada de Luka. Que por obviedad, venía seguido de Eirian.

-¡Claude, Mae! ¡¿Pero qué estaban haciendo?! Estás medio desnudo, y tú tienes ropa provocativa.

-¡¿Cuál ropa provocativa?! ¡Es mi ropa de estar en casa, Luka idiota!

Mae tenía puesta una blusa negra de manga larga y jeans de mezclilla. Luka llevaba una playera blanca y pantalones rojos, mientras que Eirian tenía una playera tipo polo roja y jeans negros. Y el pobre de Claude, solo tenia puestos sus pantalones negros.

-Para mi lo es...- susurró Luka

-... ¿Luka?- dijo Mae al ver al mencionado acercarse lentamente. Claude y Eirian se dieron cuenta de las intenciones del castaño, y entonces reaccionaron; el rubio aprisionó uno de sus brazos, tratando de detenerlo, mientras que el otro tomaba bruscamente a la pequeña de la muñeca.

-¡Mi gato!- lloriqueó Suominen, dando a entender que no se calmaría. Claude entonces tomó su otro brazo también, y Eirian se echó a correr fuera de la habitación, llevándose a Mae con él. Ella agradeció que esta vez no se la llevara cargando. Corrieron hasta salir del edificio, pero Eirian no se detenía...

Por otro lado, Luka estaba en el suelo, siendo sometido por Claude. Cuando dejó de moverse tan desesperadamente, fue cuando le soltó.

-No tenías que lastimarme los brazos.

-No tuve opción; no quería que pasara lo mismo que con Renée.

-Jejeje... pero estoy impresionado, tuviste la suficiente fuerza como para detenerme- le felicitó Luka. Claude soltó un "Ja" ante eso- ah, y, otra cosa...

-¿Qué pas-...- Claude fue interrumpido por Luka, que lo estaba besando. Cuando el beso empezó a profundizarse, el chico empujó al pervertido lejos de sí- ¡Imbécil! ¡¿Pero que haces?!

-Esta mañana tu me robaste un beso, y quería que me lo devolvieras- sonrió Luka. Claude quiso darle un golpe en la cara, pero éste lo esquivó, riendo- Ahora si me disculpas, iré a por mi gato- dijo guiñando un ojo y corriendo fuera de la habitación. Claude tomó una playera café de su cama y fue tras Luka.


Eirian y Mae llegaron al árbol frondoso al que habían ido en la mañana. Una vez ahí, la chica cayó de rodillas en el pasto, tratando de recuperarse. ¿Por qué habían llegado tan lejos?

-Porque Luka seguramente va a seguirnos, por eso te hice correr hasta acá- dijo Eirian con la respiración entrecortada. Mae se quedó sin habla, ¿acaso podía leer la mente?

Eirian también cayó de rodillas. Cuando su respiración volvió a la normalidad, se acercó y recostó su cabeza en las piernas de Mae.

-Estoy cansado. Hasta que veas a Luka acercarse, guarda silencio.

Ella solo asintió y suspiró.


¡Hola!

Gracias a LiRiDeZkA-me por su review.

Les agradezco que que hayan tomado la molestia de pasarse por aquí y leer este capítulo, que espero les haya gustado~.

Cualquier crítica o sugerencia es bien recibida.