Prototipos de una historia Ficticia

Primero lo primero. Esto es la mera invención de una persona que prefiere crear un mundo fantasioso y estúpido en el cuál la modernidad está constantemente asimilada a un nivel extremista e irreal. A lo que me refiero es que son tontas suposiciones de lo que la cultura nos deja como mensaje ante la cotidianidad impuestas por nuestros propios allegados como familiares. No es de esperarse que diferentes personas compartan una misma opinión prejuiciosa de lo que el mundo se convirtió al acatar solo los intereses propios del gusto personal. Son tontas todas y cada persona que crea en el milagro de que la gente en general comparten un lado comprensible y voluntario. Es la culpa de cada uno que no presenta cuestionar, ni sacar al desnudo la cruda realidad. (Esto es solo una opinión personal, que de por sí, tampoco estoy de acuerdo). No me malinterpreten. Eso no quiere decir que no hago acciones por una causa desinteresada y de buena gana, todos poseemos moral, hasta los más imbéciles y desquiciados.

He aquí la historia de un joven de 21 años llamado Rodolfo. El problema ahora consiste en que el nombre Rodolfo es muy largo y complejo, tanto que cansa la vista del lector como mi voluntad de querer tipiar el nombre "Rodolfo" cada momento de la historia ficticia que quiero llevar a cabo y por este motivo decidí limitarme a llamarlo Pedro (Solo para dejar en claro, Pedro no es Mexicano).

Bueno, Pedro Sánchez (es broma) es un "joven" que posee cualidades destacables dentro del campo de la informática como en los videojuegos de consolas y computadoras. Cabe destacar que todavía vive en la casa de sus padres y terminó una carrera universitaria llamada "Diseño y Animación 3D" el cual viene al caso, no sirve mucho si no posee un trabajo. Tiene un perro labrador que tampoco tiene que ver con la historia y una vecina con un voluptual y majestuoso busto de atributos marcados que no aparece en ningún momento (estoy mintiendo, más adelante voy a regocijar mis palabras acerca de este tema en particular).

El joven adulto vive con su madre Graciela, quien por cierto es una buena madre amorosa, tímida, con un exquisito arte en gastronomía que no se atreve a afrontar la verdad de que su hijo es un poco grande para seguir jugando en internet con sus amigos y crearse personajes femeninos enfatizados en la lucha cuerpo a cuerpo con espadas y armaduras que no dejan verse por propia comodidad del jugador. Graciela casi siempre se encuentra haciendo algo de manualidades, charla con sus amigas en la sala de estar durante visitas o prepara delicadas comidas que parecen salidas del mejor chef de toda la región (mensaje para lectores femeninos, no se sientan mal identificadas por esto, más arriba enfaticé que todo era exageradamente desarrollado al igual que el exagerado busto de la vecina de al lado).

Nuestro papá se llama Jorge "El Colectivero". Ahora la pregunta: ¿Por qué Jorge? Y mi respuesta es: Porque me parece muy gracioso el nombre Jorge ¿No lo creen? Jorge es un hombre hecho y derecho, quien toma el toro por los cuernos y denota hombría y liderazgo como pereza e idiotez. Se pasa la tarde- noche recostado en el sillón con una cerveza en la mano, común del prototípico punto de vista americano. En este caso no sabría qué es lo que estaría viendo en televisión por motivo de la localidad de cada lector. Ejemplo, en Argentina se suele mirar mucho los programas mediáticos de los cuales una figura muy particular sale en sintonía. Igualmente "no-viene-al-caso".

Realmente debo disculparme con ustedes. Les estoy haciendo un dolor de cabeza con esto de definir a una simple familia sin tener que desviarme del tema principal. Puede que sea muy agobiante para algunos. Resultar divertido para otros. Personalmente no puedo evitar volcar mi opinión sobre esta historia en particular. Prosigamos con nuestra familia característica de amor incondicional.

Por último, tenemos a la hermana entrometida, si, Cindy de 13 años que fue engendrada por error de nuestros padres un día de alcoholismo en una mágica noche de verano en Punta del Este. ¿Y por qué Cindy, no es demasiado americano? Saben, la verdad es que tienen razón, debería azotar mis letras por hacer de esta una familia americana. La llamaremos Soledad. En abreviatura "Sole" para que quede más lindo. Bueno, princesas, Justin B., Disney Channel, saturación en facturas telefónicas, amigas que vienen a casa que parecen hermanas, peluches. Fin.

Ahora se establece el lugar de nuestro olvidado protagonista Pedro. Este personaje vive una casa moderna de dos pisos que parece tener un toque tradicional por el barniz oscuro que recubre el exterior de la casa. El "vive" en su habitación superior que da vista al hogar de su joven vecina voluptuosa favorita. En el otro extremo se encuentra la habitación de su hermana Soledad, y entremedio se encuentra el baño, como una pequeña habitación para guardar ciertos elementos inutilizados que yace al lado del cuarto de sus padres. Bajo el primer piso, se encuentra la sala de estar, el comedor y la cocina (si, es demasiado típico, lo sé, se imaginaran en qué orden).

Bueno, establecidos ya la simple y predecible vida cotidiana de Pedro. A esto me refiero, solo salir con los amigos cuando se presenta un evento de juegos, ferias, animé e ir al médico por temas de salud y oír incontables consejos profesionales de que tiene que hacer ejercicio y despegarse de su vida virtual. Obviamente nuestro Pedro hace caso omiso a estas sugerencias y se embarca más en el cruce del conocimiento que le otorga su insana vida.

De vez en cuando suele mirar películas de televisión. Haciendo énfasis en su descontrolable adicción por los comics, historietas y series de Sci-Fi, podemos deducir que su película favorita es "Las Guerras de las Galaxias" en la parte que Darth Vader da a conocer su verdadera identidad hacia el predecible hijo Luke. Tartamudeando la misma frase en su momento "Luke… Yo soy tu padre" acto siguiente, se escuchan el grito "Nooo!" por toda la casa. No solo es un nerd que ama las historietas y conocedor de Calabozos y Dragones, lo especial que define su carácter inusual (no es inusual, solo quiero hacer la historia interesante) es su antipatía con el mundo, su terquedad y su negatividad. Las únicas "personas" que logran entenderlo, son sus casi iguales amigos embarcados en aquella vida de despreocupaciones y comida chatarra.

Una vez que tenemos todos los conocimientos básicos de todo el desarrollo implementado durante estas últimas mil palabras, se puede afirmar que ya poseo una historia sustentable y estúpida que puedo sacar provecho.

Ahora voy a implementar un problema dejado en el pasado para comenzar a armar mi historia. Pedro no rindió todas las materias que debía en la secundaria en un momento anterior de su vida, y he aquí el comienzo de una mini historia pasada (no se la esperaban, ¿eh?). Y mediante este conflicto puedo contarles los hechos y las astutas estrategias que puso a prueba antes de convertirse en un "Técnico en Animación y Diseño 3D" en la facultad (no se preocupen, todo salió bien para Pedro).