Muy larga ha sido la guerra y dolorosas sus batallas, pero mi voluntad férrea y mi espiritu invencible ven por fin el atardecer, y con él, el epílogo de una historia dificil.

Mis aliados estan cansados, mi armadura abollada y mi espada con una mella irreparable , dura ha sido la reyerta, pero el enemigo no se rinde... no huye. Puedo ver en sus ojos desafiantes el mismo fuego que me abrasa e impide mi caída. Un último esfuerzo que imbuído con mi ira y mi fuerza embestirá a mis oponentes dando paso a nuevos reinos que conquistar, tesoros que encontrar, batallas crudas que librar y nuevas victorias que celebrar.

Al amanecer, un capítulo se cerrará y dará paso a un nuevo día, pero la única forma de alcanzarlo es derrotando a aquellos que se nos oponen, son pocos, pero no por ello más débiles, y el cielo y la tierra serán testigos de esta victoria inminente y esperada. Es el momento, es el lugar, todo lo hecho desemboca en este mar tormentoso, hay muchas direcciones, pero sólo una lleva a la gloria ¡Adelante entonces, que el rugido de la furia estremezca sus corazones y que el golpe lleno de voluntad aplaste su espíritu!

¡Y para cuando el día termine, poder sentir la brisa cálida en el rostro y nuestra tenacidad enaltecida , ya que nuestra fuerza será leyenda!