Las muestras de cine de arte casi siempre están tan vacías como cuando llegan los padres del chico que hace la fiesta, y Allyson comenzaba a entender la rasson d'etré de eso.

—Dios mío, ¿cuándo acabará este filme? —Allye se preguntó tratando de mantener abiertos sus parpados ante la longitud y pesadez de la película que estaba viendo, ni siquiera estaba segura de entenderlo bien: todo lo que veía era un sujeto vestido como la muerte jugando ajedrez con un caballero medieval, y justo en ese momento Allye pensó que el club de ajedrez no sonaba tan mal en realidad.

—Bueno, al menos Jake y Sarah deben pasarla difícil también...

—¡Ya se acabaron las negociaciones! ¡Serbia declara la guerra!—Jake exclamó en su primer día en el club mientras tomaba de los pies a Taiwan, lo sostenía de cabeza y lo azotaba al piso.

—¿Por qué la comunidad internacional no interviene?—"Botswana" preguntó

—Eso quisiera, pero tememos un embargo —el director del club comentó, justificando el abuso de "Serbia" hacia los pequeños, situación que imitaba aterradoramente bien algunos hechos reales del mundo contemporáneo.

Y mientras tanto la ONU trataba de mejorar las relaciones entre las naciones...

—¡Esto es asqueroso! —dijo la directora del club de arte al ver los bocetos de Sarah—. ¡Es horrible, es transgresor, es inmoral...y...es una obra maestra!

Sarah sonrió al sentir que por fin recibía el reconocimiento que tanto buscaba; los dos la pasaban mejor que Allyson, sin lugar a dudas.

—¿Por qué no le ponen al menos subtítulos? —Allyson pensó tratando de disimular un bostezo—. Dios, debí poner más atención en mis clases de sueco...

—¿Estás bien? —Toto preguntó al verla cansada.

—Si, estoy bien, es sólo qué...

—¿No disfrutas del filme eh?

—No, no...disfruto las disertaciones filosóficas y el simbolismo sobre la naturaleza de la vida y la muerte en un filme de cuatro horas y media tanto como cualquiera...

—Vamos, puedes ser honesta conmigo Allyson, lo he escuchado todo: "¿Es en blanco y negro", "¿Por qué no hicieron doblaje?", o mi favorita: "¿Por qué no hay explosiones?"

—Bueno, yo no llegaría a ese extremo, pero...Dios tienes razón, no lo disfruto; no tengo el gusto adquirido para este tipo de cintas.

—No es tan difícil de comprender como se puede llegar a pensar...se que no es algo que se entienda con facilidad, pero es que así pasa con lo que es realmente bueno.

—¿Perdón? No quiero contradecirte demasiado Toto, pero...yo considero algo "bueno" si es que lo disfruto...

—Es algo más complejo que eso Allye...imagina qué es como comparar la comida rápida con un banquete gourmet.

—Ahora que lo mencionas, quizás debí comprar palomitas...

—...voy a un punto importante, pon atención: la comida rápida es instantánea, y te gusta al momento, no tienes que pensarlo demasiado; lo mismo sucede con las películas comerciales y las grandes producciones de Hollywood: es comida chatarra para la mente, que te distrae pero al igual que la verdadera comida chatarra, si abusas de ella, te hace más daño que bien.

—Si, bueno, entiendo a donde quieres llegar...

—...ahora compáralo con comida gourmet: a veces te tardas en hallarle el gusto, lo se muy bien, pero cuando lo haces, no solo la amas, sino que no puedes entender como te podía gustar la comida chatarra en primer lugar.

—¿Ustedes los italianos si que saben de comida eh? —Allyson comentó sonriente ante la manera tan cálida en la que explicaba su parecer acerca del cine clásico.

—Bueno, así siempre lo he visto yo.

—¿Al menos puedes hacer algo por lo de los subtítulos? Algunos no estamos tan versados en sueco.

—¡Oh, es cierto! —Toto exclamó mientras ponía los subtítulos con el mando del sistema de video—. ¡Perdón! He visto esta película tantas veces que ya me se de memoria los argumentos, así que para fines prácticos, ya ni siquiera noto si los hay o no.

—Está bien, ahora puedo entender mejor lo que estaba pasando...y mis suposiciones eran erróneas: no estaban apostando por cerveza.

Ahora pudiendo leer lo que pasaba y lo que se decía, Allyson encontró algo que de hecho era digno de ser visto, y le había gustado.

—Eso estuvo...genial —dijo a un Toto que cerraba con llave el salón de exhibiciones, tras la función, y tras que la otra miembro del club se despertara

—Sí, entiendo que a veces estas películas parecen inaccesibles y pesadas, y siendo sinceros, algunas lo son: quise empezar con algo relativamente sencillo, pero supongo que es igual que con las relaciones: ellas no pueden ser atractivas en el exterior, pero si te a través a mirar más allá de lo que a primera vista se muestra, encontraras algo maravilloso y que debe ser compartido...

—¿Y el club de cine? ¿Qué tal? —Jake preguntó al ver caminar a Allye hacia su hogar, después de esa sesión; él se encontraba junto a Sarah a su vez.

—No tan malo como creía, de buenas y el sujeto es bastante comprensivo; él básicamente sacó a flote la sesión.

—¿En serio? ¿Realmente lo crees?

—Sí, lo juro, de otro modo, ya no tendría ni pulso en estos momentos

—Pues apenas lo tienes —Sarah comentó tras tomar de la mano a su amiga y sentir precisamente el pulso que tenía

—Veanlo como que al menos pudo ser peor, y hablando de "peor", ¿qué tal ustedes? ¿cómo les fue?

—La diplomacia es divertida, pero la guerra es mejor —Jake contestó.

—Una vez más, has logrado tomar un concepto abstracto como una excusa para golpear personas, ¿y tú Sarah?

—Pintar desnudos es divertido, en especial cuando tú eres la modelo.

—OK, esto fue mi culpa —Allyson dijo—, NO debí preguntar.

—¿Tienes imágenes? —Jake preguntó con un toque de morbo en su tono

—¡Jake!

—¡Sí! —la "modelo" contestó

—¡Sarah!

—¡Sólo estoy bromeando!—Jake se explicó—. No es como si realmente fuera a pedir eso, o como si Sarah realmente estuviera tan loca como para...si, tienes razón, no debí preguntar.

A pesar del fastidio ocasional, con el tiempo los tres jóvenes, al igual que el resto del alumnado de su colegio se acostumbraron a la sensación de tener que pasar unas horas a la semana en alguna actividad tonta, y en algunos casos, muchos de hecho sentían algún tipo de satisfacción personal (por otro lado, podrían ser los aditivos en el agua, pero ese es tema para otro momento)

—Entonces, ¿Ya decidiste Allye?—Jake preguntó a su amiga, ambos en una banca en el parque frente a Hopewell High

—No es una decisión sencilla, hay que considerar muchas cosas...

—¿Cómo cuáles?

—Jake, yo...sabes que tenemos algo, pero si esto no funciona ¿Que nos queda? ¿Realmente crees que todo puede ser lo mismo? Es un gran cambio.

—En ocasiones uno debe cambiar para quedar igual...

—Sí...¿Eh? ¿¡Que rayos significa eso!

—No lo sé Allye, lo leí en una galleta de la fortuna, y no muy buena, estaba algo rancia y...

—¡Jake!

—Lo siento, no he comido todavía...pero a lo que voy es que si ambos sabemos lo que sentimos por el otro ¿Qué caso tiene continuar como estamos?

Allyson quedó impactada ante esas duras palabras, no solo por el significado que poseían, sino por el hecho que Jake lo dijo con tanta seriedad y solemnidad...después de hablar de postres en mal estado.

—Adiós Allye...

—Espera ¿Qué pasa?—Allyson preguntó al ver como aquel chico se alejaba de su mirada

—Lo siento, tu tiempo de cortesía expiró —Sarah apareció de súbito frente a ella—; Si quieres más extraños sueños, puede hablar con el jefe de departamento de asuntos oníricos...o sólo esperar hasta mañana ¡Despierta!

—¡¿Otra vez?! —Allyson se dijo tras abrir los ojos y volver a la consciencia en su cama, con la respiración en un ritmo alto por la intensidad de lo que había sentido en ese pasaje en sueños

La joven trató de seguir sus tareas de manera normal e ignorar esas extrañas visiones nocturnas, pero el día del club de cine, el tema surgió de nuevo.

—¿Como se llama esta película?—Allye preguntó

—Se llama "8 1/2", de Federico Fellini.

—¿Es de tu país no es así?

—Ya te dije, yo nací en Canadá, como tú, son mis padres los que parecen sacados de un menú de un bistro italiano.

—Oye, y sobre el filme ¿Esas secuencias raras son...?

—Son sueños, es un recurso en la ficción muy interesante, casi siempre reservado para personajes que atraviesan por un momento de lucha interna muy importante o a punto de una gran revelación.

—Sí, sé de lo que hablas...o más bien, de lo que Fellini quería hablar.

—¿Pasa algo Allyson? —Toto, preocupado, cuestionó.

—Nada fuera de lo normal, pero a veces me pregunto si he estado durmiendo lo suficiente, o, bueno, si ha sido mucho, o...no sé, la cantidad que duermo es incorrecta, simplemente eso.

—¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño: que toda la vida es sueño,y los sueños, sueños son.

—Toto...¿Acabas de citar a Pedro Calderón de la Barca?

—Sí —con expresión de alegría, el joven respondió—; en realidad, me sorprende que hayas captado eso.

—¿O sea que sólo intentabas mostrarte intelectual ante mi?

—Eso intento, pero al parecer necesito esforzarme más.

—Tal vez sí, y quizás ayude dejar de cuestionar mi intelecto.

—Sé que no debí hacerlo, pero ya conoces el patrón de la ficción: por alguna razón tonta y anticuada, uno siempre supone que las chicas bonitas no son muy inteligentes.

—Eso fue... ¿me dijiste...bonita?

—A veces los calificativos más sencillos son los que mejor funcionan —sonriente él declaró.

Allyson quedó impresionada ante la elocuencia de Toto: era un chico sensible, capaz de poder expresar con la palabra emociones complejas y ambiguas mucho mejor que lo que ella en su poesía adolescente de lamentaciones; sentía algo de envidia por tal capacidad, pero más que eso aun, sentía admiración.

—¿Qué tal su semana chicos? —Sarah preguntó a sus dos compañeros, mientras estaban en su tradicional mira de estrellas-sesión de marihuana.

—Más entretenida de lo que pensé en realidad—Jake comentó—; ya conquisté a Botswana y Azerbaiján: la semana próxima iré por Papua-Nueva Guinea y Honduras.

—¿Cuándo dices "conquistar" te refieres a...?

—Sí Allye, golpearlos hasta hacerlos sangrar de los oídos.

—La política y la diplomacia pueden ser dolorosas...

—¿Y que tal tu, "rojilla"?—Jake cuestionó—. ¿Qué tal lo del cine? ¿Quieres que ahora si te preste mi navaja?

—Pues fue algo difícil al inicio, lo se, casi tanto como mantenerse atenta en el funeral de mi abuela, pero no puedo negarlo: lo disfruté más de lo que imaginé que podría.

—¿Y el lindo chico italiano no tuvo estorbo en lo más mínimo, verdad?—Sarah preguntó con una sonrisa lujuriosa.

—Lo creas o no amiga, pero no todos tenemos el impulso de echarnos al plato a cuanta persona vemos.

—Es cierto—Jake añadió—, de ser así, ya me hubiera echado a ustedes dos.

—Siendo sinceros—Allyson comentó—, lo más probable es que Sarah fuera la que nos hubiera hecho cosas, a veces se pone tan...¡Sarah, deja de acariciar mi pelo!

—¡Ustedes son tan aburridos! Igual aún no estoy lista para una nueva relación de todas maneras, solo qué Jake debería estar un poco celoso, ¿no es así?

—¿Celoso? ¿Yo? ¿Pero de qué?

—¿No es obvio? Allye esta a solas todas las semanas viendo películas con un romántico chico italiano.

—¡Eso es un estereotipo trillado!—Allye exclamó—. ¿Sólo porque es italiano supones que debe ser romántico?

—¿Lo es?

—Bueno...ciertamente ve las cosas de una manera interesante y...profunda —Allye respondía casi susurrando con su rostro tornándose rojizo al pensar en Toto

Entonces, Jake se levantó e ingresó al interior del hogar de los Greenberg, con una notorio malestar en su semblante; Allye hizo lo propio siguiéndolo.

—Jake, espera un momento.

—¿Si Allye?

—Oye, dime ¿Algo te molesto?

—No.

La respuesta de Jake era tan firme como falsa, no pudiendo engañar a Allyson, quien insistió en sus cuestiones.

—¿Fue por lo de Toto, no es así?

—No, no seas ingenua, apenas conoces al sujeto y...

—¿...Y?

—...bueno, no creo que ese sujetos sea de tu tipo ¿Verdad?

—¿Qué? ¡Claro que no! ¡Tú lo sabes bien!

Pero aunque el volumen era el correcto, el tono con el que la pelirroja respondió no denotaba el mismo convencimiento de su propia respuesta.

—Allye, me tengo que ir temprano hoy...aplastar naciones es extenuante, y la próxima vez EEUU, Rusia y la India se aliaran contra mi, necesito practicar mi gancho derecho

—Si, pero —Allyson quería comentar una cosa más antes que Jake se marchara—. ¿Estamos bien?

—Pues...sabes que si, es solo que la idea de que alguien más pueda interesarte me es...

—¿Te es qué?

—...no, nada en especial...buenas noches Allye...

—Dios, odio estos malditos dramas de adolescentes solo con verlos ¿Ahora tendré que vivir uno? —Allyson pensó

—¡Hey! ¡No me preguntaron como era mi actividad!—Sarah expresó a una Allye aun abrumada por la reacción de su amigo.

—Lo siento Sarah, no quise ser grosera...dime, ¿cómo te fue?

—¡Por fin alguien entiende mi mente inentendible!

—No creo que "inentendible" sea una palab...

—¡Mira esto!—Sarah entonces le mostró un dibujo que hizo en el club de arte

—Caramba...jamás llegué a pensar que los zombies pudieran usar sus miembros para...retira eso de mi vista, me esta causando malestar.

—¡No entienden mi arte!

Poner a Sarah en un club de artistas como ella era como dejar caer una chispa a un charco de gasolina, pero en la mente de Allyson, solo debía concentrarse en un problema a la vez, sea cual sea este...