A la vieja musa de mis pesadillas.


Siento a veces si no te amo como te lo mereces.

Siento a veces si te pido más de lo que doy.

Siento a veces si lloro porque me dueles.

Siento a veces si tanta miel te hostiga.

Siento... que este corazón sea tuyo.

Siento si a veces de ti me olvido.

Siento si no respondo a algo...

No es que no te quiera, no.

No es que no te ame, no.

Es que tanto es que te adoro

que ya dos palabras o un beso

se me hacen una absurdísima nada.

No puedo poner este amor en términos

tan superficiales como "te amo" o "eres mi todo"

Es que una, dos, tres vidas se me hacen poco y nada

para quererte, para amarte como lo mereces, como lo esperas.

Pero, vidita mía...

de cuando en cuando...

recuérdame tú.

Esta noche,

si te place...

Dejemos guardado el pudor allí, junto con los prejuicios...

Y olvidemos las heridas y las traiciones.

Ser nosotros mismos, una vez aunque sea...

¿Es difícil?

¿No?

Esta noche, olvídate tú las gafas,

que yo me olvido el brassier,

en algún lugar de la habitación.