Me encantaría explicarle al mundo unas cuantas cosas, gritárselas y reprochárselas, simplemente no se cuales, no tengo idea de que, todos estamos tan jodidos en este mundo que ponerme una aureola de moral inmaculada sería presentarme como la hipocresía misma, muchos lo hacen y todos sabemos que mienten, pero los seguimos a ciegas igual, quien sabe por que. Supongo que simplemente estamos perdidos, saber quienes somos y hacia donde vamos no esta en nuestra naturaleza, solo nos dejamos llevar pretendiendo que hacemos lo que queremos, que esta pasando lo que deseamos, una y otra vez con una sonrisa idiota en la cara o una lágrima inútil en la mejilla.