Tributo a la Naturaleza

¡Oh musa de verde esmeralda! ¡Oh doncella de santa pureza!

Madre de todas las naciones, hija del rey de las creaciones.

Es tu beso que sopla del mundo el viento,

Es tu abrazo del árbol protector del tiempo.

Naturaleza infinita, naturaleza fugás,

Dios, bendice a mis hijos con su santa faz,

Brinda al mundo del roble la solemne paz.

¿Quién tan santo hay que manche tu virginidad?

¿Quién tan bajo hay que hiera tu santidad?

Es tu cuna la que arrulla al lobo,

Es tu seno quien alimenta al todo.

Fue Adán de tus suelos formado,

Fue el hombre del jardín desarraigado.

Y es ese hombre quien hoy a ti ataca,

A su madre el vientre desgarra.

Gaia llora en lamento eterno, el hada pierde sus alas.

La naturaleza hoy está enferma, el hombre la tala.