Tiempos oscuros.

Miro a las nubes de lluvia y observo las gotas caer.

Su densidad, su color, su tamaño… Todas ellas me dicen que se avecinan tiempos oscuros, tiempos de incertidumbre, de miedo, de sangre derramada por los poderosos.

El pueblo siempre estará sumido en la antipatía, viendo futbol y telenovelas como su principal entretenimiento y preocupación. Los hijos de las nuevas generaciones llorarán por que el pueblo se una, pero serán enterrados en la oscuridad de la indiferencia de sus padres.

Maquiavelo decía "el fin justifica los medios", y los que vivimos en esta ya infértil tierra decimos "el miedo justifica el fin", el miedo como arma justifica el deseo de los poderosos, lo justifica y lo glorifica.

¿Cuándo habrá alguien de la sangre de Zapata que levante su voz sin temor a perder la vida? Tal vez nunca o tal vez pronto.

Mientras esto sucede, toda la Patria quedará sumida en la oscuridad eterna.