hola,gracias por ingresar a este fic. lo siento mucho por los que intentaron leerlo antes y vieron un garabaterio, es que me estaba fallando la cuenta TTT-TTT (tambien me paso en mi cuenta de fanfiction) se que esta historia tiene un nombre infantil pero luego sabran porque se llama asi, sin mas, el cap (que de hecho este es el prologo):

Por favor...—rogaba desde el fondo de su corazón sin notar que las lagrimas brotaban de su rostro, o tal vez simplemente no le importaba—te lo ruego, por favor…perdóname por desafiarte así , sé que tú sabes porque haces las cosas, pero…yo te daría mi vida cambio, no me importa, pero… por favor

Estaba totalmente enfocada a lo que pedía, hasta que por su mente paso aquel día que le conoció, como olvidarlo, iban como compañeros a pesar de estar en salones diferentes, ella no pudo evitar agachar la cabeza al creer que lo había hecho sentir incomodo por haber empezado la oración de antes de comer, el al darse cuenta de esto, le sonrió y le hizo comprender que él estaba bien, recordaba que al regresar a su casa sus padres la castigaron, ¿Cómo ella había podido pasar la hora de la comida con un chico sin religión? Pero a ella no le importo, siguió viéndolo, ya eran los mejores amigos a los pocos días y le prohibieron verlo, ella desobedeció, ya se habían enamorado, aunque no se confesaron sus sentimientos, sabían que su amor era correspondido, él la invito a la hora de la cena, tenían que reunirse en el parque, el resto era una sorpresa, su madre la encerró en baño evitando que saliera su padre la abofeteo y la amenazó con llevarla a un convento al gritarle que preferiría verla como monja a que ella estuviera con él, a lo que ella le respondió: "prefiero ir ahí que estar con ustedes, además me escaparía a la primera oportunidad'' su padre estuvo a punto de volverla abofetear pero ella le detuvo la mano. Duro varios días en ese baño, se maldijo por el hecho de que su casa tuviera dos baños y cuando salió lo primero que hizo fue buscarlo cuando alguien le dio la dirección de su casa, ella salió disparada sin oír que más le querían decir, pero cuando había llegado a la casa ella lo supo.

El sonido de las campanadas la saco de sus pensamientos y ella se dio cuenta de la hora, salió y a cierta distancia de la iglesia se veía a un hombre, este era guapo y parecía ser decente, además de verse elegante por su traje negro limpio y muy bien planchado, el tenia la mirada clavada en ella, la chica lo sentía e incluso unas calles después de la iglesia, él la seguía y rápidamente la alcanzo

Ya te eh dicho que no lo hare—dijo ella cuando él se le puso enfrente—te lo eh dicho desde hace dos semanas, cada una de las 30 veces que me lo dices por día

— ¿Acaso crees que él te hará caso?—Se le veía una sonrisa burlona a pesar del tono serio de su voz— yo estoy aquí ahora, no estamos seguros si lo hará o no, y en caso de que si, ocuparas tiempo para conseguirlo y eso es algo que se está agotando, vamos, solo ocupa tu firma


Estaba oscuro, en la habitación una chica dormía, pero no parecía estar bien, se movía, y después gritó, cuando despertó se dio cuenta que estaba completamente sudada, a pesar de que su cara no lo mostrara, estaba completamente aterrorizada

— ¿Por qué…? ¿Por qué tengo ese sueño tan extraño de nuevo?, me atormenta desde hace una semana, ¡es horrible!—se acurruco en la cama y pego sus rodillas a su pecho sin que su cara cambiara—Por favor, dios ayúdame

En la tarde del siguiente día ella iba en un autobús y miraba por la ventana, hasta que noto que un chico raro la miraba, el chico era el único que estaba de pie en el autobús, además de que este chico volteaba a ver hacia la izquierda, como si estuviera a alguien a su lado y tuviera una conversación, aunque él solo susurraba, no le tomo mucha importancia y regreso su mirada a la ventana, decidió bajarse antes de llegar a su casa y vago un poco por las calles, cuando se sentó en la acera unos perros pasaron a su lado, ella los acaricio, de repente empezaron a ladrar hacia una pared, haciendo que ella se asustara y saliera corriendo pero los perros parecían perseguirla, llenándola de terror, ella cayó al suelo, inmediatamente vio como cinco chicos se acercaron a ella ayudándola a levantarse, en ese instante recordó su pesadilla, cinco zombis que deambulaban en la calle causando terrores, recordó que además había fuego que se extendía en este sueño.

Ella consideraba que los zombis eran seres sin alma ni sentimientos, seres oscuros, que matan y les encanta descuartizar a sus víctimas, se estremeció y luego noto que los chicos se parecían mucho entre ellos, los perros empezaron a gruñir, pero el chico que iba liderando a los otros miro a los perros, quienes agacharon la cabeza y huyeron con la cola entre las patas, la chica sintió pánico y huyo, los chicos la siguieron…


y asi termina el prologo, que mas bien seria como un detonante de la historia pero mejor me detengo o se convierte en spoiler. y en serio, lo siento mucho pero me fallo la cuenta y no se porque