Es un placer conocerlos, supongo que vienen a escuchar una historia ¿No? se muy bien que no hay nadie ahí pero me ayuda a reflexionar hacer de cuenta que estoy platicando con alguien, es como una manía que tengo así que por favor sientate, relajate y dejame contarte una historia que conozco bien, llevo dos meses viendola una y otra vez. Bueno empecemos

Un anochecer común y corriente como cualquier otro con un hermoso cielo, algunas nubes y un hermoso sol poniendose. Una muchacha joven de cabellos blancos que portaba un sombrero azul y un vestido del mismo color se encontraba caminando hasta que llego a una iglesia, cuando ella entro miro con extrañeza todo el lugar de color blanco inmaculado.

En el altar se veia a un hombre de unos cincuenta años acomodando unas cosas, su rostro demostraba seriedad hasta que noto la presencia de la joven quien al notar su mirada retrocedio un poco asustada pero el hombre sonreia de manera amigable y la llamo para que se acercara sin dejar esa sonrisa cosa que ayudo a la muchacha a relajarse y avanzar hacia ese señor que inspiraba confianza. Grave error

Apenas estuvieron lo suficientemente cerca empezaron a platicar pero por alguna razón no soy capaz de escuchar lo que se dicen ni siquiera lo que el le dijo ella cuando estaban lejos, tal parece que el le esta indicando que lo acompañe y le tiende la mano, ella mira este gesto con un poco de desconfianza, apesar de lo que esta haciendo es obviamente algo que a cualquier persona que con una pizca de sentido común le pareceria extraño y saldria corriendo, ella asiente mientras toma su mano y le da una sonrisa. Error aún mas grave

Caminaron por la parroquia hasta que llegaron a una sección alejada y tras cruzar una ultima puerta la chica miro con extrañeza el lugar donde se encontraban. Era la habitación del sacerdote. Tras terminar su rapido examen la muchacha miro al señor que se encontraba junto a ella y le pregunto algo, seguramente "¿Que estoy haciendo aquí?" pero el no le contesto sino que solo sonrío de manera maliciosa y la tumbo sobre la cama

Ella trataba de luchar pero ese hombre tenia mucha mas fuerza que ella, rapidamente la despojo del vestido y sucedío lo obvio pero apenas sucede esto mi punto de vista cambia y solamente puedo mirar un reloj el cual pareciera que comienza deformarse luego de eso me encuentro mirando a la muchacha nuevamente, totalmente debil y retorciendose del dolor no puedo evitar sentir pena por ella y en ese momento el hombre vuelve a entrar en mi rango visual con un cuchillo de carnicero el cual tiene sangre seca pero en el momento que la apuñala...

BEEP BEEP BEEP BEEP! BEEP BEEP BEEP BEEP! BEEP BEEP BEEP BEEP! BEEP BEEP BEEP BEEP!

"Despierto"

Un joven de cabello azabache con algunos rizos y ojos verdes comienza a levantarse de su cama con parsimonia mientras realizaba las actividades de aseo diarias. Al finalizarlas camino hasta la mesa del comedor de la casa vistiendo un uniforme escolar que consistia en una chaqueta azul, camisa blanca y corbata roja. apenas bajo se puso revisar sus gavetas y encontro lo que necesitaba para su desayuno. Una caja de cereal, dos tazones y una caja de leche.

"Permitanme presentarme. Me llamo Issei Shinsei, soy un estudiante común de preparatoria que vive solo y se sustenta así mismo a traves del dinero dejado por su fallecido padre"

Issei sirvio los dos tazones y luego se sento a comer uno mientras ponia el otro en posición opuesta a el. Cuando estaba por la mitad el escucho como la puerta de la cocina de tras de el, la cual llevaba al patio, se abria dejando entrar a un joven de piel oscura y cabello negro en trenzas que apuntan hacia arriba que vestia con pantalones militares, una remera amarilla y una sudadera verde con capucha el cual se sentaba a la mesa

-¿Cereal otra vez?-pregunto el joven con una cara de molestia

-Agradece que por lo menos te doy de comer Shuta-dijo Issei

"Supongo que tambien debo presentarles a este tipo. El es Shuta Ichinose, es mi amigo desde que era un niño. Su familia como tiene algunos problemas economicos y ocho hijos hacen lo mejor que pueden para alimentar a los mas pequeños y Shuta para que su madre tambien pueda comer el decide saltearse el desayuno y el almuerzo pero como es mi amigo me siento incapaz de dejarlo muriendo de hambre todo el día así que siempre le invito el desayuno aunque eso signifique tener que aguantar su maravillosa personalidad"

-Ne, no seas tan dramatico solo estoy diciendo que no te mataria cocinar de vez en cuando-dijo Shuta mientras tomaba una cucharada del tazón que estaba al lado de Issei

-Y tu ya sabes que yo no se cocinar-

-Aquí te urge el toque femenino. Tu tienes dinero podrias contratar a alguien para que limpie y decore-

-No gracias. Sabes que no me siento comodo con esa clase de cosas ¿Sino por qué crees que vivo solo en una simple casa en lugar de una mansión como lo hace mi hermana?-

-Porque eres tonto, haragán o un suicida que le gusta vivir en un barrio atestado de delincuentes-fue enumerando Shuta mientras comia su cereal-O quizas no desprecias tanto la memoria de tu padre como desearias-

-Apurate con el desayuno que yo estoy por irme-dijo Issei con tranquilidad mientras apartaba la mirada y ponia su tazón vacio sobre una pila de trastos y tomaba una mochila que estaba a un lado de la sala

-Esta bien, hasta luego-dijo Shuta mientras vaciaba el contenido de su tazón en su boca mientras salia por la misma puerta por la cual entro

Ya estaba terminando el dia siendo este suceso marcado por el sol poniente, mientras esto sucedia Issei salia de la escuela con pereza mientras escuchaba uno que otro comentario proveniente de muchachas que no dejaban de platicar respecto a su atractivo fisico pero el simplemente las ignoraba.

Cuando estaba a medio camino de llegar a su casa el vio algo que no esperaba y que no paso desapercibido debido a que yo lo habia visto varias veces antes aunque claro solo en sueños, lo que vio fue como una chica de cabellos blanco y usaba un sombrero y vestido azul caia sobre el derribandolo

-Uhm, disculpeme se encuentra bien señor-dijo ella mientras se acercaba a Issei quien estaba estatico

"Es imposible, debo estar alucinando"

Rapidamente Issei se sacudio la cabeza con la esperanza de que la chica desapareciera pero ella seguia frente a el, mirandolo con preocupacion en sus hermosos ojos marrones

-¿Necesitas una ambulancia o algo?-pregunto ella mientras el hacia lo posible por salir de su shock

-No, así estoy bien y tu-dijo Issei mientras se leventaba con cuidado

-Yo estoy bien, gracias-dijo ella haciendo una pequeña reverencia

-Me llamo Issei Shinsei-dijo el extendiendole la mano

-Natsuki Kurono-dijo ella correspondiendo la acción

-Disculpa que te pregunte esto pero ¿A donde ibas con tanta prisa?-

-A un lugar que esta cerca de aquí-

-¿A una iglesia?-

-Lo sabre cuando encuentre el lugar-

-¿Te importa si te acompaño?-

-De hecho..sí. Disculpame pero tengo que hacer algo muy importante en ese lugar y debo hacerlo sola-dijo Natsuki

-Esta bien, hasta luego-dijo Issei pero apenas ella siguio con su marcha le agarro un fuerte dolor de cabeza y vinieron a el las imagenes de su sueño

"No puede ser real o ¿Sí? Quizas ese sueño que no dejaba de repetirseme no era una pesadilla sino mas bien una premonición. Bueno solo hay una forma de descubrirlo"

Tras ese ultimo pensamiento Issei avanzo con cuidado y la siguio unas cuantas calles desde una distancia segura, no deseaba que ella lo viera o que alguien lo confundiese con un acechador sexual. Durante el seguimiento cuidadoso el cayo en cuenta de que si lo que tuvo era una verdadera premonición, necesitaria algo con que hacer frente al sacerdote si se ponía voliento. Fue entonces cuando se cambio de acera y miro un callejon al lado de el para acontinuación sonreir

"El esta aquí"

-¿Que es lo que te trae por aquí amigo mio?-dijo una persona saliendo de las sombras permitiendole vislumbrar que se trataba de su amigo Shuta

"Olvide mencionarselos Shuta a pesar de tener mi misma edad no va a la escuela debido a que desde la muerte de su padre el se ha visto forzado a sacar de la calle el dinero para su madre y sus hermanos que hacen lo que pueden para sobrevivir con la economia actual"

-Normalmente te diria que vengo a visitarte o te traigo algo de comer pero hoy debo pedirte un favor-

-¿Cual?-pregunto curioso Shuta

-Prestame tu arma, te prometo que te la devolvere mañana-

-Para que la necesitas?-

-Creeme no es nada importante, solo prestamela rapido-dijo Issei mientras miraba afuera del callejon como Natsuki ya iba a media calle de ventaja pero Shuta lo atrapo viendola y le puso una mano en el hombro mientras negaba con la cabeza

-Amigo no hagas eso, eres un hombre bastante atractivo no tienes porque tirarlo todo a la basura, estoy seguro de que si se lo pides amablamente ella estaria mas que feliz de satisfacerte-

-No es para eso-dijo Issei tratando de defenderse y lo miraba decidido-Tan solo prestamela, tengo el mal presentimiento de que la necesitare, he hecho mucho por ti y tan solo te estoy pidiendo este pequeño favor ¿Me la darias por favor?-

-Tsk, espero que me estes diciendo la verdad pero si te atrapan haciendo algo ilegal con ella o la tiras al rio o no me conoces y si no la usas recuerda devolverme la-dijo Shuta apartando la mirada mientras le daba la pistola

-Gracias-dijo Issei mientras guardaba el arma en el bolsillo interior de su chaqueta y salia corriendo para evitar perder de vista a Natsuki

La siguio con discreción hasta que ella se paro frente una iglesia y luego entro por la puerta principal, pero el para preservar un poco de discreción entro por la puerta lateral y se escondio entre las bancas ahora era completamente capaz de saber que es lo que conversaban y la curiosidad lo estaba matando desde hace tiempo ademas el padre todavia no estaba haciendo nada así que no era como si el estuviese arriesgando la vida de ella

-Acercate jovencita, no temas-dijo el sacerdote mientras tal y como en el sueño ella se le acercaba

-Me llamo Makoto Uragiri ¿Y tu?-

-Yo me llamo Natsuki. Lamento venir a molestarlo tan tarde pero necesito hacerle unas preguntas urgentemente-

-¿Y cuales serian pequeña?-

-Ha visto una gema rara por aquí-

-¿Como lucia?-

-Negra y brillante-

-¿Tienes alguna gema como esa para poder comparar?-pregunto Makoto mientras arqueaba una ceja

-Como esta-dijo Natsuki mientras le mostraba una gema tal y como la describio que colgaba de un collar y el padre sonreia

-O claro, si la he visto por favor sigame por aquí-dijo Makoto mientras le ofrecia la mano para que lo siguiese

"Tal y como en el sueño ahora solo falta la reacción de ella y que acepte la mano para asegurarme"

Tal y como el supuso ella reacciono con un poco de desconfianza pero termino por aceptar la mano del sacerdote pero esta vez estaba el para impedir que la premonición se cumpliera. Se levanto rapidamente de su escondite y avanzó tranquilamente hacia el sacerdote quien lo miraba con cara de pocos amigos pero luego sonrio para mantener las apariencias

-¿Que es lo que te trae por aquí joven?-

-Saludar a un violador nada mas-dijo Issei mientras tomaba a Natsuki del hombro y la alejaba un poco del sacerdote

-¿De que hablas Issei-kun?-pregunto Natsuki

-De que el hombre que tienes frente a ti no es ni mas ni menos que un violador, el estaba por llevarte a su cuarto para violarte-

-¡¿Quien te crees que eres para hacer una acusación como esa contra mi?!¡Para tu información a mi nunca me han acusado ni una vez de tal cosa!-

-Por supuesto que no porque luego de violarlas matas a tus victimas con un cuchillo de carnicero-dijo Issei mientras metia la mano en el bolsillo de su chaqueta por precaución y el padre comenzaba a sudar nervioso

-¡¿COMO ES QUE SABES TODO ESO?!¡NO IMPORTA PORQUE TE VAS A MORIR AHORA!-dijo Makoto mientras agarraba una cruz y cuando estaba por golpearlo Issei desenfundo el arma y disparo tres veces contra el pecho de ese hombre quien cayo y cuya sangre corria sobre el altar

-¿Estas bien?-pregunto Issei esta vez a Natsuki que se habia quedado estatica mirando la situacion pero noto algo extraño en el cuerpo de Makoto

-¿Que ocurre?-volvio a preguntar Issei pero ahora vio lo mismo que ella estaba mirando y solo pudo pensar en dos palabras que se adecuaban a la perfeccion a esta situación

-Que demonios-

Es un placer conocerte estimado lector me temo que he tenido que cortarle ahí porque senti que estaba bien, el proximo capitulo probablemente lo veas en menos de dos semanas y si te ha a gustado por favor dejame un review haciendomelo saber