Queridos lectores:

Antes de que comiencen a leer este relato, me veo en la obligación de informarles sobre ciertos puntos.

Las cartas recogidas en esta historia fueron escritas por William Joyce, joven burgués que vivió en Londres en el último cuarto del siglo diecinueve. Las cartas están destinadas a Josephine Garnier, una muchacha a la que conoció en un viaje a París. En ellas, el joven Joyce describe sus emociones a la francesa y cómo se siente.

Las cartas comenzaron a escribirse en la primavera de 1878 y terminan abruptamente en el verano de 1881. Fueron encontradas dentro de una cajita que pertenecía a la ya mencionada Josephine Garnier, mientras su hijo hacía limpieza de sus pertenencias tras el fallecimiento de la francesa.

Sin duda, esta es una intensa historia de amor marcada por las tensiones de fin de siglo, la influencia del Romanticismo y las normas sociales.

Espero que disfruten de la lectura.

-La editora