Niebla y Bruma es una serie original de Producciones Gran Torre, se prohíbe su reproducción o uso por terceros salvo para material de Fan Fics, Fan Arts y Juegos de Rol.

Pd

Si alguien hace un Rol de esto que me avisen para entrar XD.

Capitulo 20

Kiss, Conservar la Armonía

Serie: Niebla y Bruma.

Género: Ficción, magia.

Fecha de inicio: 09/02/2018, 10:55 am.

Fecha de término: 09/02/2018, 2:20 pm.

Autora: Silvia Vega Gutiérrez, directora jefe de Producciones Gran Torre.

-o-

Bruma comenzaba a hacerse a la idea de que no estaría listo para algo de acción heroica hasta dentro de varios meses, y luego de oír la historia de Walter lo agradecía, cuando Joyce les salió con que tendrían una sesión de entrenamiento especial con las Gemas Beta precisamente para ver si era capaz de ser útil en el campo.

-Pónganse sus uniformes, será en la playa en veinte minutos.

Mientras se ponía el traje negro, se calzaba la boina y llenaba los compartimientos de papel y lápices estaba que un sudor frio le iba y venía, no se sentía listo, lo más estreno que había logrado en sus prácticas con Heichin fue dirigir un avión de papel para que realizara un vuelo imposible por el estudio, su poder era demasiado complicado y lo que menos deseaba era hacer el ridículo frente a los demás; Niebla se acomodo en el espacio del hombro descubierto y le dio unas palmaditas tras la cabeza.

Al rato estaban todos en la playa privada, los trajes negros eran bastante frescos por suerte y aunque todos tenían el mismo corte saltaban a la vista las particularidades puestas para impulsar sus talentos, el de Jenny le hacía parecer más alta puesto que tenia zapatos especiales, el de Walter incluía unos pesadísimos guantes y Duncan traía unas pequeñas bocinas prendidas al cinturón con todo su cableado; Bruma se dio cuenta al llegar de que aquello se había preparado bastante de antemano, Ulrich estaba sentado en una saliente del farallón vistiendo una armadura táctica y preparando su rifle, Heichin se hallaba a media playa con varios pergaminos de dibujo y Katrina aguardaba cerca de su castillo de arena, al que había dado mantenimiento constante, con su manada de entes, cada uno custodiaba una banderita.

-¡Échenle ganas!-Ivi, Simón y Hana estaban de espectadores.

-¡Esfuérzate, Bruma!

-¡Ok, atentos!-Joyce reunió al equipo-este entrenamiento es para Erick, ¿estás preparado?

-Eso…eso creo, ¿Qué debo hacer?

-La mecánica de tu poder exige que te quedes quieto y a salvo, Duncan te va a custodiar, nosotros tres iremos por las banderas y debes ayudarnos a conseguirlas, iremos uno a uno.

La repartición se hizo por medios lógicos, el equipo contrario estaba allí para emular a Ink asique Ulrich representaba su habilidad para lanzar dardos de tinta, por lo que Jenny era la mejor opción para esquivarle y llegar rápido a la meta, ella lo intentaría primero, Heichin era la habilidad de Ink para crear armas con su materia y luchar, Walter le enfrentaría, pero el desconcierto mayor se lo habían llevado recientemente cuando Katrina les revelo que había encontrado manadas de Ente en los refugios de Ink, eso daba la posibilidad de que ella estuviera juntándolos y buscando modos de usarlos en su contra, asique Joyce buscaría la forma de vencer a un pequeño ejército.

Su comunicarían con los transmisores de los cascos, de paso Bruma aprendió algo nuevo, que de este se podía sacar una careta de plástico de color que ocultaría su identidad durante las misiones y en esos casos usaban los nombres de sus entres como nombres clave, aunque a él le dejaron conservar su apodo.

-Mira que tienes suerte-bromeo Duncan-yo me quería llamar "Xtreme Guitar Power" pero no me dejaron.

-Porque era muy bobo y largo-dijo Jenny.

-Mira quién habla, "Princesa"

-¡Ejem!, enemigo, por allá-señalo Joyce.

-¡Ya voy!-miro a Bruma-estoy en tus manos, hermanito, no dejes que caiga.

-Vamos a bailar, niña-dijo Ulrich, viendo venir a su oponente.

El rifle tenia perdigones de goma asique podía pegar bastante duro, pero no pensaba dispararle a ella, Jenny se posiciono, sonó un silbato y echo a correr a alta velocidad sobre la arena, Ulrich disparo entonces a centímetros frente a ella y un surtidor de arena se levanto haciéndole cambiar de curso, desconcertada, el francotirador había enterrado pequeñas minas en la playa, apenas lo bastante potentes para levantar la arena al ser levantadas, y sabia perfectamente donde estaban todas y cada una sin ponerles señalizaciones gracias a la combinación de la percepción de Lasalle con la orientación de Traveler, de manera que bastaba con activarlas al paso de Jenny para mantenerla en zig-zas y alejada de su posición.

-"¡Bruma, has que falle!"-pidió la chica por el transmisor.

-"¡Sí!, ¡Aguanta!"

Tenía lápiz y una libretita a mano pero justo cuando iba a escribir se quedo en blanco, ¿Qué fallara?, ¿Cómo exactamente?, garrapateo unas palabras y las tacho enseguida, Ulrich era un francotirador experto con dos entes bien balanceados, no era imposible que fallara pero si muy improbable, quizás podría escribir que su arma se atascaba pero le había visto dándole mantenimiento antes de empezar, ¿deslumbrarlo con el sol?, no, estaba a la sombra en el farallón, ¿Qué le cayera algo encima?, no iba a herirlo, no lograba organizar sus ideas y Jenny gritando en su oído que se apurara no ayudaba; luego la oyeron gritar todos, Ulrich había disparado a una mina casi cuando ella la pasaba de modo que el levantón le tiro de cara al suelo a pocos metros de su posición, luego saco una pistolita de agua y le tiro un chorro a la espalda con todo el buen humor del mundo.

-Eliminada.

-¡Erick!-exclamo Joyce-¡¿Qué paso?!

-¡Estoy bien!-decía la otra, sacudiéndose la arena del pelo.

-¡Lo siento!, me asuste.

-Y ahora mi hermana está muerta.

-No seas así, Joyce-le dijo Duncan-eso de tener que escribir algo exacto es un rollo y es solo una práctica.

-Lo hare mejor, lo prometo.

-Más te vale, porque no va a ser una práctica siempre, Walter, vas tú.

-Hey-le apretó el hombro y le sonrió antes de bajarse la careta-respira hondo, te daré el tiempo que necesites.

Iba a enfrentarse a Heichin, este se había armado sacando de sus pergaminos un escudo y una vara larga, excelentes objetos para alguien que estaba obligado a atacar mayormente de frente y con contundencia, pero Walter estaba bien preparado, cargo contra Heichin y demostrando una agilidad que contradecía su tamaño esquivo la vara y lanzo un golpe al escudo que le abollo e hizo retroceder al pintor.

-¡Eso es, Walter!-Jenny se había unido a la audiencia-¡Ya lo tienes!

-"Bruma, necesito que me lo saques de encima"

-"¡Hecho!"

Esto ya era más fácil, al combatir sobre arena era perfectamente válido que uno callera sin querer, asique escribió "Mientras Walter y Heichin luchaban, este perdió pie y tropezó de espaldas sobre la arena", la gema beta brillo en su muñeca…y entonces Walter se hizo para atrás para esquivar un golpe, su pie resbalo y cayó como un saco, Heichin le freno allí poniéndole la vara sobre el cuello.

-Eliminado.

-¿¡Qué diablos!?-exclamo Joyce.

-¿Pero como…?-Bruma reviso lo escrito y se le fue el alma a los pies-Ay no, debí poder el nombre de Heichin antes, cuando usas "este" suele referirse al primero que se nombra.

-¿Es en serio?-dijo Ángel.

-Hasta el mejor escritor comete un error tipográfico-dijo Niebla.

-¡Lo siento mucho, Walter!-este le hizo una seña de que no se preocupara.

-Y sigo yo, Dios mío, esto va a ser un desastre.

-Bájale, Joyce-dijo Duncan-que yo me acuerda cuando comenzamos con las gemas a ti había que amarrarte al piso porque te hacías levitar, esto es más difícil.

-Un receso, diez minutos, y tu habla con él ya que pareces decidido a defenderle-y se fue a ver como estaba su gemela.

-En verdad lo siento-dijo Bruma, intentando limpiar las lagrimas de frustración que le corrían por los ojos.

-Calma, amigo-le dijo Duncan-no pierdas el ritmo.

-Joyce tiene razón, voy a fallarles a todos.

-Bruma…

-No digas esas cosas, siéntate un momento-los dos lo hicieron-te gustan las historias, ¿no?, te calman como a mi una buena melodía.

-Si…si, así es…

-Entonces deja que te cuente la mía.

Flashback

Había una razón básica por la que Duncan no había hablado de su familia con los demás: pensaba que era perfecta, por eso le daba como que vergüenza ir a presumir al respecto frente a las gemelas, que ya no recordaban a sus padres, y Walter, que había visto morir a su madre.

Su padre era compositor y su madre guitarrista, ella le enseño los rudimentos del oficio y ambos estaban llenos de amor y orgullo hacia él y su rápido progreso, económicamente tampoco les iba mal, sus padres se presentaban en algunos eventos y cuando él creció lo bastante para cargar la guitarra le llevaban, en su casa no tenían televisión y solían gastar las últimas horas de cada día cantando, su madre era la persona más serena que hubiera conocido nunca, Kiss había sacado la parrafada de la armonía de ella y su ente, tomaban siestas juntos, le enseñaba como podía cambiar el sonido de una guitarra según el material del cajón y las cuerdas; en resumen su infancia fue feliz dentro de un hogar cariñoso y lleno de música.

Esa maravillosa vida y su infancia llegaron a su fin la misma noche, cuando tenía once años, él y su madre regresaban de hacer unas compras, ella llevaba su guitarra y le había dejado ponerse su chaqueta azul de gamuza blanca que tanto le gustaba, llegaron a la casa que estaba relativamente aislada de las demás y vieron que la puerta estaba abierta pero las luces apagadas.

-¿Elvin?-su madre dejo las bolsas en el recibidor-¿No me digas que olvidaste pagar la factura de nuevo?

Oprimió el interruptor y entonces lo vieron, su padre estaba de rodillas al final del corredor, sangrando de una herida en el costado, su madre dio un paso al frente y se detuvo cuando vio que Ink aparecía detrás de este sosteniendo una espada blanca en su mano negra.

-¡Lucy, Corre!-grito él, antes de ser ensartado por la espalda.

Su madre se dio la vuelta, le cogió del brazo y salieron huyendo de la casa, Duncan estaba en shock, acababa de ver morir a su madre frente a sus ojos y no entendía nada, ¿Por qué les atacaba Ink?, ¿les perseguía?, miro para atrás, no parecía, trato de decirle a su madre pero esta parecía decidida a alejarse lo más posible, vivían en un barrio semi abandonado, no había a quien pedirle ayuda, asique corrieron hasta un bodegón donde ella vio una casetilla sin puerta.

-¡Aquí!-empujo a Duncan al interior.

-¡Mamá!

-Toma-le paso su guitarra-quiero que te quedes aquí y no hagas ruido.

-¡No nos está persiguiendo!-ella trato de bloquear la muerta con una lata de zinc-¡Mamá!

-¡Silencio!-Duncan cerró los ojos con fuerza y se llevo las manos a la cabeza, estaba demasiado asustado-amor…cariño, mírame…necesito que me mires…

Le canturrio una canción que le gustaba y logro que se tranquilizara un poco, limpio sus lágrimas y le dedico una sonrisa.

-Eso, no pierdas el ritmo.

-Ella…papá esta…

-…Así es-dijo con la voz quebrada y agrego, con un viso de rabia-tal y como dijo…

-¿Por qué?

-No dejare que te toque, quédate aquí.

-¡No, no me dejes!

-Necesito que te mantengas tranquilo-e hizo tomar la guitarra como si fuera a usarla-¿recuerdas la escala?

-Mamá.

-Por favor.

-Do…re…mi…

-Muy bien-le beso en la frente-mantén viva la música en ti.

Logro poner la lata de Zinc, Duncan siguió repitiendo la escala en voz baja mientras se mantenía atento a los ruidos del exterior, pronto supo que Ink si les había estado siguiendo.

-¡Ve y díselo!, ¡Nunca va a encontrarlo!

Luego de vio huir y hacer que le persiguiera, Duncan no se atrevió a salir de su escondite hasta la mañana y al dar con un rastro de tinta lo siguió hasta encontrar el cuerpo de su madre.

No volvió a su casa, de hecho se alejo del barrio, lo poco que podía comprender era que él había sido el objetivo, que sus padres habían sido asesinados intentando protegerle, por lo que no podía hacer otra cosa que mantenerse a salvo y lejos de los problemas al mismo tiempo que trataba de descubrir porque razón exacta había ocurrido todo aquello; se las apaño para sobrevivir con la guitarra, tocando en la calle por limosnas, pasando las noches en diversos refugios, pero en un año no obtuvo pistas sobre el misterio.

Luego Heichin le encontró y le ofreció la oportunidad no solo de conseguir respuestas sino también de vengarse y por supuesto que acepto.

Fin de Flashback

-¡Cielos!-Duncan reparo en que Bruma le miraba con los ojos como platos y brillantes y le dio un mal de risa-ni siquiera le he contado esto a los demás, pero se ve que eres bueno escuchando, no le digas a nadie, ¿quieres?

-Por supuesto.

-Se que este asustado, a mí me aterra todo el tiempo pensar que Ink podría acabar con nosotros o, peor, dejarme para ver morir a los demás, pero es una cosa: si dejas que ese miedo te paralice o te confunda eso que tanto te aterra sucederá.

-No sé cómo detenerlo.

-Yo hago la escala, así-movió su mano como lo haría para picar las cuerdas de la guitarra-Walter hace eso de respirar hondo, hasta Joyce tiene un truco, se muerde el cabello.

-¿Qué puedo hacer yo?

-Mmm…ya se-tomo un lápiz de su cartuchera y lo coloco en su oreja-a veces es tan fácil como tener algo que distraiga del estrés, veamos si funciona.

-¿Ya están listos?-pregunto Joyce.

-Consejo rápido-agrego, inclinándose frente a él-me dijeron que escribes ficción, no es tan diferente a componer una melodía, hay que ver que el texto tenga sentido pero no te lo tomes tan enserio, comprendes.

-Eso…eso creo-se levanto-ok, estoy listo.

Katrina aguardaba frente a su castillo de arena con su ejército de entes, Joyce dio un paso al frente y entonces estos se le fueron encima, la chica uso sus poderes para hacerlos levitar pero resultaba difícil porque lo único que se podía "sujetar" de un ente era la gema de manera que debía centrarse en múltiples y muy pequeños objetivos al tiempo que sacudirse a los que le alcanzaban y trataban de quitar a Ángel se du hombro para inhabilitar su poder.

-"¡Joyce, tengo la bandera!"

-¿Qué?-se desconcentro y le cayó la manada encima-¡Aah!

-¡Wow, hey!-Katrina miro hacia atrás, su bandera no estaba-¿Qué paso?

La bandera estaba al lado de Bruma, sostenida por un cangrejo, porque en su libreta había escrito como trepaba al castillo, tomaba la banderita e iba hasta su lado, algo que parecía completamente fantasioso pero no estaba fuera de las capacidades de un cangrejo.

A Joyce no le hizo nada de gracia que actuara por encima y sin esperar ordenes pero al final se acabo riendo con todos por lo ocurrente e hilarante de la solución, técnicamente habían ganado el tercer asalto y se disculpo por haber sido tan ruda todo el rato, Bruma se sentía más tranquilo, pensaba que si Duncan había sido capaz de sobrevivir al horror de Ink y se anteponía a este cada día él no podía ser menos, sus hermanos contaban con él.

Heichin mando a Ulrich por el almuerzo para que lo tomaran allí y disfrutaran el resto de la tarde en la playa, Simón se disculpo porque debía volver al laboratorio, Ive y Katrina se ofrecieron a ayudar al chofer y los chicos se sentaron a contemplar el mar y reírse del cangrejo que seguía dando vueltas por allí con su banderita, huyendo de los entes que querían recuperarla para su castillo.

-Erick-dijo Heichin de pronto, mirando al grupo con algo muy parecido al afecto-¿Por qué no sigues contándome tu historia?, seguro a los demás les encantaría oírla.

Bruma dio un respingo y antes de atinar a decir algo se vio abordado por los otros preguntándole de que historia hablaba, no había sido muy amable de parte de Heichin sacar el tema así de pronto, ahora iba a tener que contarles todo el cuento desde el principio.

-0-