Hola, Esta es la primera historia que escribo, espero les guste, acabo de editar los capítulos que ya había publicado anteriormente, en algunos solo corregí ortografía, se que me había ausentado pero ahora tratare de subir un capitulo por semana, en realidad espero les guste.

Gracias por leer.

Prologo

Estaba oscuro, la oscuridad era inmensa, tenia miedo, no sabia que era lo que pasaría conmigo, no sabia como es que había llegado allí, todo era tan confuso, recordaba estar en casa e ir a dormir y luego me encontraba allí, colgando atada por los tobillos, comenzaron a escucharse ruidos, no sabia de donde venían, no lograba distinguir nada, se escuchaban ruidos metálicos, no sabia que significaba, quería llorar, estar en casa con mama, se escuchaba como alguien se movía alrededor, algo olía mal, como a putrefacción, de pronto logre distinguir algo, aunque no sabia que era, se veía una silueta, aunque algo extraña, parecía tener cuernos, aunque no podría decir si era así o no, ya que aun seguía estando totalmente oscuro, no lograba entender como es que podía ver su silueta, por un momento, vi unos destellos rojos a lo lejos, pero parecían acercarse, de pronto comprendí que era, pero era demasiado tarde ya se encontraba a mi lado, eran sus ojos, rojos como la sangre.

— Rayos! — desperté, solo era una pesadilla.

Empapada en sudor, me senté en la cama y tome mi teléfono para ver la hora, eran las tres y media de la madrugada, aun tenia unas cuantas horas para dormir antes de comenzar mi día así que volví a recostarme aunque algo inquieta aun, por la reciente pesadilla.

Al sonar la alarma no quería despertar, estaba demasiado cansada, ya que a pesar de no tener mas pesadillas, no dormí tranquilamente, pero solo recordaba soñar con personas que no conocía y no podía recordar nada mas.

Me levante debía apresurarme, si no lo hacia llegaría tarde a clases, y no quería hacerlo el primer día de clases, así que fui al baño tome una ducha rápida y me prepare para ir a la universidad.

— Ya me voy mama—

— Esta bien hija, ve con cuidado, nos vemos mas tarde—

— Si, bye — y así salí de casa y conduje hasta la universidad.

Llegando a la universidad me encontré con mi mejor amiga.

— Rachel, hola, que tal tus vacaciones? — Le pregunte mientras caminábamos hacia el salón de clases.

— Oh! Scarlett, Bien muy bien, me la pase con mi familia, pero estuvieron muy tranquilas, y tu?, que te paso?, te ves terrible — No pude evitar reír al escuchar su pregunta.

— Me la pase muy bien en mis vacaciones, me llevaron de compras mis papas y termine con varios cambios nuevos, y no me paso nada, solo que me veo terrible como dices porque no dormí muy bien, tuve pesadillas y no descanse —

— Y que soñaste si se puede saber?— En eso llego la profesora

— Buenos días jóvenes, vamos a comenzar viendo la forma de evaluación— dijo la profesora.

— Al fin terminamos las clases aquí — Comento Rachel.

— Tu ya terminaste, yo aun debo esperar para mi siguiente clase, creo que iré a comer —

— Si ya termine, pero solo aquí, ahora tengo clases de idiomas—

Mientras escuchaba lo que Rachel decía, vi una chica, no sabia donde la había visto, pero se me hacia muy familiar,

— Rachel, quien es ella? —

— Como que no sabes quien es?, lleva clase con nosotros, y el semestre pasado también estuvo con nosotros — me comento Rachel.

— En serio?, juro que no la había visto en clase antes, aunque se me hacia familiar, tal vez por eso —

— Si, probablemente, vamos —

— Alina, ya estas libre — le pregunto Rachel a Alina.

— Que?, no, aun tengo una clase mas tarde —

— Genial, igual que Scarlett, lo ves Scarlett, ya hay quien coma contigo. Oh! ya debo irme, diviértanse.— y así Rachel se fue.

— Así que, Scarlett? — Pregunto Alina.

— Si, así es —

— Bueno, creo que seremos buenas amigas Scar — dijo Alina, aunque lo dijo de una manera extraña, su mirada decía mas de lo que sus palabras, fue como si nos conociéramos desde mucho tiempo atrás.