CAYENDO HONDO

Rene se marcho de ahi temblando y sin decir nada mas, por algun motivo ver esos ojos le provocaron mas miedo que el que sentia cuando Cris se enojaba y entrenaban de ese modo, en cuanto a Nia ella se quedo de pie mirando fijamente el piso, sabía de sobra que la confianza que habia logrado obtener esa noche se había desvancecido, y aún más, había hecho del cumpleaños feliz de su madre en un día de dolor, pues aunque no lo dijera ella sabía que las cosas eran de esa manera, y no podía cambiar nada sin importar cuanto lo intentara, levantó la mirada tan solo para decirle a su madre que no la esperara que esa noche no iría a casa a dormir, aún con el dolor que eso le provocabá la señora asintio y le deseo buena suerte en silencio

Un poco lejos de ahí Rene se hinco, estaba asustada y no era para menos, después de ver esos ojos no podría consiliar el sueño en mucho tiempo, lo mismo le sucedía con Cris tras entrenar cuando el esta enojado siempre se le iba el sueño por algunos días, su respiración era entrecortada y su pulso estaba acelerado, no lograba imaginar cuanto odio había detras de esa mirada, sin embargo tenía el presentimiento que no era todo, que aún había mas escondido y que el día que lo dejara salir sería un día aterrador para quien lo presenciara, pero ¿por qué es tan importante para ella regresar a esa vida que la desprecio?, si se habia unido a la organización era porque no la querían en su hogar la mayoria de las personas que entran ahí lo hacen por ese motivo, entonces ¿por qué su empeño en dejarlo?, ¿qué tiene ese mundo sucio y lleno de ladrones y asesinos que le gusta tanto y esta dispuesta dejarlo todo?, no podía ni quería saber la razón de tan descabellada idea, así que se dedico a caminar hasta llegar a su objetivo principal y después de eso marcharse a la organización y esperar a una nueva misión posiblemente la regañarian por demorarse demasiado, pero en su defensa aún cuando no la mencionara era un nivel 1, se supone que ellos no pueden hacer ese tipo de misiones pero Cris les dijo que era mejor que empezara desde ahora además él estaría cuidando de que no cometiera ningún error, pero dado que esta castigado y su castigo va para largo, pusieron a alguien más a cuidarla pero este se quedo "dormido", por lo que ella aprovecho para irse y amenzar a Nia y sin embargo ella resulto afectada por ella en lugar de ser al contrario, el acompañante se desperto momentos despues de la llegada de ella al lugar de encuentro, algo alterado se levanto y miro en todos lados, al ver a Rene sentada limpiando sus espadas, se tranquilizo un poco pero la duda persistia pues el cuello le dolio y eso solo queria decir que alguien lo noqueo, pero de momento no diria nada pues no tenia las suficientes pruebas para acusarla, ademas si hacia eso, se meteria en problemas con Cris y eso seria suicidio, despues de cerciorarse de que todo estaba en orden y que nadie la habia visto, ambos se marcharon de regreso a la organizacion.

Mientras tanto Nia despues de la discucion que tuvo con Rene y ver las expresiones de todos, agacho la cabeza y se marcho de ahi necesitaba estar sola y aclarar sus pensamientos, no sin antes despedirse sin palabras de su madre, ciertamente tenia mucho que pensar y no lograba encontrar un sitio para empezar, todo lo que creo esa noche lo destruyo, todo por lo que trabajo tanto se fue al caño, estaba perdida otra vez, sin un lugar al cual regresar o donde apoyarse no sabia que haria con su vida si no encontraba una mano que la ayudara a ponerse de pie y le impidiera caer en ese abismo de oscuridad y dolor del que una vez escapo, pero aun con todo eso jamas regresaria a la organizacion, se mantuvo corriendo tanto tiempo que no se percato de donde se encontraba y al darse cuenta de que estaba proxima a salirse de la ciudad se detuvo tratando de recuperar el aire y orientarse, tras estar de pie unos minutos la brisa helada de la noche la hizo darse cuenta de que no estaba abrigada y que esa noche estaria algo fria, eran cerca de las 2 am y no queria regresar a su hogar, miro a su alrededor y encontro una roca desde donde podia ver la carretaera que se extendia delante de ella, el lugar estaba solo y abandonado en cierta manera, se sento y se puso a pensar en lo que deberia hacer de ahora en adelante, una pisada la saco de sus pensamientos y se puso en defensa ante cualquier ataque, espero por unos minutos y luego bajando sus brazos se dijo a si misma en voz alta

-Vaya que estas delirando Nia, no hay nadie aqui y estas demasiado tensa- se sento de nuevo y junto sus piernas a su pecho y las rodeo consus brazos apoyando su barbilla en las rodillas- ¿por que tuve que meterme con ellos?, fui una estupida al hacerlo

-Te dije que no pertenecias ahi y que te marcharas pero no me escuchaste- esa voz sono lejana y cercana al mismo tiempo por lo que Nia sin darse cuenta respondio

-Lo se, pero era arrogante en ese entonces, y ahi me aceptaron, por eso no quise irme cuando me lo dijiste

-Y ahora toda la organizacion esta detras de ti, pero relajate al menos dentro de un mes no tendras que lidiar con Cris- Nia reacciono al escuchar ese nombre, se levanto de inmediato y escruto la oscuridad que la rodeaba, de entre las sombras de unos arbustos salio una figura alta, todos sus musculos se tensaron y volvio a adoptar la pose de defensa- relajate soy yo, hasta hace un momento hablamos bien

-¿Minos?. ¿por que estas aqui?- Nia bajo de nueva cuenta sus brazos y se quedo de pie hasta que lo tuvo algo cerca de ella- ¿por que Cris no me cazara en un mes?

-Simple despues de lo ocurrido en el lago se le impuso un castigo, el cual consiste en estar en mi escuadron bajo mis ordenes, si llega oponerse entonces su castigo se prolongara mas

-Ese si es buen castigo, pero conociendolo lo soportara para desquitarse conmigo, ademas mis heridas la de aquella vez ya sanaron, asi que si propone un duelo tendre que aceptar y entonces...- se callo, su mirada mostraba dolor y tristeza cosa que no se le escapo a Minos quien le dijo

-Te dije que no te preocuparas, deberias hacerme caso al menos una vez, ¿no lo crees?, hare algo para que Cris siga bajo mi custodia, solo le resta una semana y ya esta en su limite, asi que no te preocupes, ya hare algo para que meta la pata

-Gracias Minos- su voz estaba apagada, por mas que lo negara e intentra superarse, jamas le ganaria a Cris, posiblemente hubiera tenido una oportunidad, si su entrenador no le hubiera dicho que la forzaria a ser suya

-Oye me temo que no podre seguir hablando contigo, asi que ¿recuerdas lo que te dije no?- NIa no entendio pero asintio- bien, entonces ¿por que no me haces caso y te vas ahora mismo?

-¿Por que tan de repente te pusiste serio?

-Se me olvido que estaba en una mision y Cris anda conmigo la mayor parte del tiempo, y bueno cuando te vi decidi hablar y lo deje solo pero si se desespera y me busca, puede que te encuentre- la sangre de Nia se congelo al oir eso, se dio la vuelta y se marcho sin decir nada ni mirar atras- perdon Nia, pero era la unica forma de hacerte ver cuan preocupados estan por ti en tu hogar

Nia se apresuro lo mas rapido que pudo a su casa, no volteo ni una sola vez atras y asegurarse de que no la siguieran, si por algun motivo se encontrara con Cris lo enfrentaria sin importar nada, tan solo para asegurarse de que su familia estuviera bien, tanta era su urgencia de regresar que no se puso a pensar que Minos lo hubiera engañado tan solo para que estuviera con su familia, corrio por toda la ciudad atrevesando calles y calles, con tal de llegar a su casa, brinco algunos callejones para cortar camino, e incluso se subio a algunas azoteas para llegar mas rapido, tanta era su deseperacion que al momento de pisar la azotea de su casa termino casi desmayada de tanto esfuerzo que hizo esa noche, con el simple hecho de saber que su vida o la de sus seres queridos podrian estar en peligro todo lo demaas quedaba en el olvido, ciertamente Minos le dijo que se fuera a su hogar pero jamas le dijo que ellos estaban en peligro y aun asi Nia lo tomo por ese lado, dando a entender que deseaba aunque ese lugar su familia fuera su refugio, sin importar que nadie mas la quisiera en el vecindario.

Al llegar se llevo tremenda sorpresa, realmente no podia ni queria creer en lo que sus ojos veian, ¿por que estaba el ahi?, y a juzgar por su cara no estaba contento, pero no era momento de pensar en si estaba contento o no, en lo que debia concentrarse era en escapar de el, pues si la atrapaba no habria vuelta atras, deberia defenderse y causar un estrago en la colonia, ademas estaba por amanecer y la gente se levantaba temprano para hacer sus labores, sin duda no debian verlos luchar ahi, pero como lo alejaba del lugar sin arrepentirse, no lograria llegar a las afueras de la ciudad intacta para decirle a Minos donde se encontraba Cris, pero no podia pelear contra el, sin mas remedio se dio la vuelta deseando que el no la hubiera visto, pero fue muy tarde pues en el momento en que piso la azotea y dio dos pasos, Cris la habia visto, pero no hizo ningun movimiento para que no se alejara, antes de dejarse dominar por su "lujuria" debia preguntarle algo que durante esas semanas habian pertubado su mente

-No te vayas, no peleare contra ti- una sonrisa macabra se formo en sus labios- no de momento, solo quiero saber algo

-¿P-Por qué deberia escucharte?- estaba asustada pero no lo demostraria tan facilmente- no tengo tiempo para perderlo contigo, debo r-regresar a mi -c-casa

-¿No es esta tu casa?- se despego de la pared donde estaba recargado y la miro aun sonriendo- sucede que tu familia esta muy preocupada por ti, que no han logrado conciliar el sueño en toda la noche

-¿Como sa..?- se quedo callada un momento para reformular la pregunta- ¿por que crees que esta es mi casa?, ¿y que ellos son mi familia?

-Simple, han estado toda la noche hablando de ti o eso creo, cuando llegue ya estaban mencionadote- camino hacia un lado sin acercarse aNia y continuo hablando- no sabia que Rene te habia visitado- eso le helo la sangre, sin duda estaba en su poder- aunque si tu dices que no son tu familia ¿por que sigues aqui escuchandome?

-No tengo porque responderte y sabiendo lo que eres capaz, no puedo dejar a gente inocente cerca de ti, por eso no me he ido

-No sera que quieres asegurarte de que no les haga nada y no sentir remordimiento despues ¿verdad?- se detuvo y a camino en direccion a ella - deberias relajarte no les hare nada

-No puedo creerte, eres un asesino y..

-Igual que tu lo fuiste- se detuvo a escasos metros de ella- ¿o ya lo olvidaste?, me pregunto si ellos lo sabran

-Dime de una buena vez que quieres y acabemos con esto

-De acuerdo te lo dire, hace unas semanas hubo un comentario que me confundio un poco y al mismo tiempo me hizo enojar- hablaba tranquilo, como si no le molestara nada- y ese comentario tenia referencia hacia ti- dijo señalandola- dime ¿es cierto que Minos te tiene cariño?

-¿Como se supone que yo sepa eso?, te recuerdo que desde que entre no lo vi y la vez que lo hice me corrio de la organizacion

-Pero te defendio en el lago ¿cierto?- Nia se quedo callada, ciertamente el la defendio e incluso los amenazo con ponerse de su lado, pero eso no significaba que le tenia cariño ¿o si?- ¿y bien lo tiene o no?

-Aun si lo tuviera ¿por que te molestaria eso?

-Por que tu seras mia, por eso- la distancia se cortaba cada vez mas, y el cuerpo de Nia se negaba a moverse por el miedo que este le provocaba- no deberias correr en este momento Nia- lo ultimo se lo susurro al oido, el cuerpo entero de Gardenia temblo, pero sus piernas no se movian y su voz no salia

-"Daiblos, tengo que moverme de lo contrario.."- sin embargo sus pensamientos fueron interrumpidos por el tacto de la mano de Cris en su mejilla, y en su cintura- "¡MUEVETE PEDAZO DE COBARDE!"- como pudo logro retroceder un poco colocandose al borde de la azotea

-Vaya crei que me seria facil pero veo que te resistiras, peor para ti- comenzo de nuevo a caminar, el sol ya habia comenzado a salir, Nia estaba sin escapatoria, no habia lugar donde esconderse ahora que el sabia toda la verdad sobre ella, pero no se rendiria no tan facil- ahora Nia, hagamos algo divertido, te dare hasta diez para que corras cuanto puedas, si te alcanzo...- la miro lleno de lujuria, y Gardenia sabia que nada acabaria bien si el la atrapaba

-Cris, ¿por que quieres eso? ¿que tengo yo que no tenga cualquier otra en la organizacion?- aunque su voz tembalaba y su cuerpo igual, en cuanto el le dijera la razon o comenzara a contar saltaria del ahi y correria lo mas rapido y lejos de ahi, despues de todo ella conocia mejor la zona que el

-Uno, dos, tres...- al escuchar eso Nia salto de la azotea y comenzo a correr, ya habia una que otra persona en la calle quienes al verla se sorprendieron mucho, pero ella no les puso atencion lo unico que deseba era irse de ahi, dio varias vueltas en determinadas esquinas, corria derecho y luego giraba subia algunas escaleras y continuaba corriendo, llego a un callejon en el cual se escondio, en caso de que la encontrara, bien podia saltar la pared y continuar corriendo por el laberinto de calles que seguia adelante de ahi- vaya que es rapida- decia mientras trataba de seguirle el paso pero la perdio de vista- maldicion ahora no se a donde fue-mascullo por lo bajo

Un poco lejos de ahi Nia se encontraba recuperando la respiracion- Creo que lo perdi, pero no es seguro salir aun de aqui- se recargo en la pared y suspiro agotada- mal momento para no haber dormido nada- escucho algunos pasos en direccion al callejon o al menos cerca de ahi, por lo que se sento y espero pacientemente a que ese alguien o pasara de largo o entrara para escapar, sin embargo los pasos cesaron justo en la entrada del callejon- ¿me habra encontrado?- penso mirando de reojo a la salida

-Maldita sea ¿donde se metio?, justo cuando logre dar con su punto debil, la maldita se me escapa, y para terminar de joder las cosas debo regresar con Minos antes de que se de cuenta que me fui- miro en todas las direcciones que tenia, y se detuvo un momento mirando el callejon, por un solo instante se le cruzo la idea de que Gardenia podria estar ahi pero la desecho de inmediato- ya me las pagaras Gardenia, tendre tu cuerpo quieras o no

Dicho eso se marcho de ahi, solo entonces Nia pudo respirar de alivio al verse libre de la presencia de Cris por los alrededores, a menos por un tiempo pues sabia que tarde o temprano regresaria; se fue caminando lentamente por el mismo camino que tomo para llegar ahi, con la cabeza gacha paso por varios lugares donde la gente al verla se extrañaron de que anduviera triste pues durante el tiempo que llevaba ahi, siempre se le veia con la cabeza en alto y sonriendo un poco, sobre todo cuando pasaba por el Kinder que se encontraba cerca, pero esta vez no lo estaba lo cual los preocupo, ciertamente lo que escucharon la noche anterior los hizo dudar pero al ver la cara de preocupacion y la determinacion de Nia ante la muchacha desconocida y su ideas de hacerla regresar a donde sea que fuera, los habia confundido, pero no por eso habian dejado de creer en las palabras de Nia y menos cuando ella dejo su orgullo y se hinco suplicando el perdon de todos, sin embargo no sabian como decirselo y por ese motivo Nia al ver esas miradas de reojo se hundia cada vez mas en la deseperacion aunque no lo mostraba en el rostro. Nia paso por la calle donde vio a Dark de recien que llego y penso solo por un momento en provocarlos para que...

-¿En que diablos estoy pensando?, aunque quisiera morir no lo haria a manos de unos idiotas, prefiero morir en ma... pero que demonios, no tengo deseos de morir en manos de nadie, ¿tan mal me encuentro para pensar en esas idioteces?- se hinco en la banqueta sujetandose las manos y sacudiendo su cabeza para esclarecer sus ideas- lo primero que debo hacer es ir a casa y decirles que se muden y dormir un poco

Se levanto y camino ahora en direccion a su casa, pasando por varias tiendas que recien habian abierto, vio como los niños se apresuraban con sus madres para ir a la escuela, se diviertio ante esa imagen, ya que cuando ella era pequeña su madre la tenia que sacar casi a rastras para que fuera, y ahora los niños hacian eso con sus madres para no llegar tarde "vaya que los tiempos cambian" penso con una sonrisa triste, continuo caminando y despues de unos pasos giro a la derecha y siguio derecho, al llegar a la esquina atravezo la calle y llego a su casa, eran las 7:00 am tal vez Thomy aun no se iba segun recordaba los lunes entraba a las 9 posiblemente estaria dormido o preparando sus cosas, dudo un momento en entrar, se sento en la entrada y se puso a meditar sobre como decirles que ya la habian encontrado y que ahora estaba en problemas; se recargo en la puerta y miro al cielo, estaba algo nublado pero aun se veia despejado en ciertos puntos del cielo, tan ensimismada estaba que no se dio cuenta de que alguien abria la puerta y solo cuando vio el techo de su casa se dio cuenta de que andaba medio dormida, se incorporo de inmediato y vio a su mama muerta de la risa, se avergonzo y le dijo con la cara roja

-¿Por que no avisas que vas abrir la puerta?

-Y yo como iba a saber que estabas afuera señorita- la mama de Nia puso sus manos en la cadera y por el tono que uso Nia noto que estaba molesta, pero la risa le gano y entre ella le dijo- bienvenida Nia, supongo yo estas bien ¿verdad?

Nia bajo la mirada y le dijo que si, aunque apensas lo oyo su madre por la risa que estaba aguantando y que en varias ocasiones se le escapaba, al escuhar a su madre reir asi Thomy fue a la entrada y al ver a Nia suspiro de alivio y se acerco a su mama, esta le conto rapidamente antes de que Nia pudiera protestar lo que habia hecho y la manera en la que habia caido, Thomy al igual que su madre se rio por lo bajo haciendo que Nia se avergonzara mas, tras un momento de silencio Nia por fin les dijo algo que tenia que decirles cuanto antes, pero siempre habia ese algo que se lo impedia, ya sea que no tenia coraje para hacerlo, que su madre anduviera apurada que Thomy le insistiera tanto en que le dijera algo o que simplemente la vecina chismosa de al lado les interrumpiera tan solo para tener algo que cotillear en el menrcado acerca de ella, y desgraciadamente fue lo ultimo lo que paso, ya que llego la vecina chismosa diciendo a los cuatro vientos sin percatarse de que Nia estaba ahi

-Vaya fiesta la de anoche ¿no lo crees querida?, tu hija siempre da un buen espectaculo donde sea que este

-Señora Haro, buenos dias, ¿me explica de nuevo de donde saca que soy un circo andante que da funciones a cada rato sin cobrar si quiera?- eso se lo dije con toda la calma que el momento me permitio, mi cara mostraba una sonrisa forzada a mas no poder y bueno como a veces Thomy dice, apestaba a sarcasmo en ese momento

-Oh vaya Nia querida aqui estas- no solo soy un espejismo que todos pueden ver y tocar- despues de tu partida de anoche no pense que estuvieras aqui al amanecer

-Y ¿donde queria que estuviera?, ¿en el chisme como usted? o ya se inventando historias acerca de los demas y negarlo en sus rostros ¿verdad?- creo que mi forzada sonrisa se volvio en una de arrogancia como la que solia tener

-Que grosera eres, se nota que no has cambiado en nada, muchachita

-Y me lo dice usted que ni siquiera puede pensar en un mejor insulto que ese- mi madre con una linda sonrisa se acerco a mi y me tomo de la oreja y me dijo para que la señora esa se diera cuenta de no me permitian ser como antes

-Nia disculpate con la señora Haro o tu oreja sufrira las consecuencias- mas de lo que ya lo hace

-Claro- mire a la señora y aun cuando eso me daba coraje el dolor de mi oreja se sobrepuso y le dije algo arrepentida- lo siento mucho señora, no debi hablarle asi, aunque se lo mereciera- mi madre apreto mas fuerte de mi oreja haciendo que una lagrima se asomara a mis ojos- perdon, en serio lo siento, no lo volvere a hacer se lo juro- mi madre me solto y se despidio de la señora cerrando la puerta tras de si, yo me sobaba la oreja mi madre se volteo y me dijo algo dolida

-Perdon Nia, pero debia demostrarle que esta vez si te castigaria por tus maldades- se acerco a mi y me sobo la oreja tiernamente, yo solo la admire y la abrace necesitaba aferrarme a algo para no hundirme mas en mi miseria- ¿que pasa Nia, por que lloras asi?- lo olvide aun cuando no emito un sonido mi madre siempre sabe cuando lloro deseperadamente

-¿Sabes que siempre contaras con nuestro apoyo, verdad?- solo asenti sin dejar de abrazarla, francamente me sentia en un continuo caer, cai mas y mas a un pozo sin fin, con su apoyo y su amor, sentia que seguia siendo una ingrata y una desgraciada que no lograba enfrentar sus problemas sola

-Nia ¿por que no me acompañas hoy a mi escuela?, los chicos han preguntado mucho por ti y bueno, no creo que soporte mas tiempo escuchandolos decir que quieren verte

-Mudense lo mas rapido posible- fue lo unico que logre decir antes de todo se volviera negro, ya que el sueño finalmente me vencio junto con todas la emociones que tenia dentro