El nacimiento de una bella tradición,

producto de una antigua fusión,

Religión del viejo y nuevo mundo,

y una pizca del inframundo.

¿Cómo se celebra en la actualidad? Ven conmigo, me gustaría mostrarte.

.

.

Te hablaré de dos días muy importantes para mi gente. El primero de noviembre o "el día de todos los santos" y el segundo de noviembre o "el día de los fieles difuntos". Mi familia es muy devota y celebra ambos días de acuerdo a la religión:

Primero dedican una misa a sus difuntos en la iglesia más cercana, pidiendo por su eterno descanso; más tarde van al panteón a limpiar las tumbas y a decorarlas con flores deshojadas de cempasúchil, la tradicional flor de los muertos, pues sus hermosos pétalos amarillos y naranjas sirven como adorno, o en el caso de la ofrenda, como guía.

El aroma a incienso y a copal flota por el ambiente mientras la familia se une para dedicar una plegaria, observa con cuidado, primero notarás el dolor que sienten por la partida de sus seres queridos, pero también sentirás la alegría de convivir con ellos en estos días tan especiales; a lo lejos, algunas familias ponen música, otras llevan comida para dejar en la tumba y también para "acompañar" a sus difuntos, esta costumbre se presenta mucho en los pueblos, es difícil de ver en la ciudad.

En la ciudad se celebra Día de muertos y Halloween. ¿Por qué se confunde la gente con Halloween? No es malo celebrarlo pero es necesario mantenerlo separado de los primeros días de noviembre, y es lo que sucede, porque los adultos aprovechan Halloween para hacer fiestas de disfraces y llevar a los niños a pedir dulces, pero cuando llegan a casa se encargan de preparar la primera ofrenda que está dedicada a los niños, cuyas almas llegarán justo el primero de noviembre para recibir los alimentos sin picante que los adultos prepararon para ellos, incluyendo algunos dulces y juguetes que los niños colocaron en la ofrenda.

Mi parte favorita viene cuando se decora una parte de la casa para poner una ofrenda, el segundo día llegan los adultos:

Mi familia quema incienso y copal, los cuales sirven para limpiar el lugar de malos espíritus y evitar algún daño a los difuntos que regresan a su hogar; la decoración con papel picado es un lindo detalle, le da color al lugar y ayuda a distinguir adecuadamente la ofrenda; los alimentos que ofrecen son exquisitos y cambian de acuerdo al gusto del difundo, por lo que abundan platillos, frutas, dulces tradicionales y una copa de alcohol; algo que no puede faltar son las calaveritas de azúcar o chocolate y el pan de muerto, mi eterna adoración, la bolita del centro es la calavera y las formas a sus costados pueden simbolizar los huesos del difunto o las lágrimas que han sido derramadas por ellos.

Este pan en particular tiene un delicioso sabor a naranja con mantequilla y azahar, nunca antes había comido uno así. No me malinterpretes, las familias pueden comer lo que esté en la ofrenda después de que hayan pasado los primeros días de noviembre, incluso algunos dicen que la comida "perdió sabor" porque nosotros llegamos primero.

Claro, casi se me olvida, las familias colocan fotografías de sus seres queridos en las ofrendas, es una forma de recordarlos y rendirles homenaje. Mira, ellos son mis abuelos maternos y mi tío, quien falleció cuando era pequeño, abajo está la foto de una de las hermanas de mi abuela y a su lado está mi foto, me fui cuando tenía 24 años pero procuro regresar todos los años.

No tiembles, vamos, no cualquiera puede hablar con los muertos, ¿cierto?

Y gracias a mi familia, una vez al año estoy con vida y puedo reunirme con ellos.