Jake


Mi hermano y yo nos encontrábamos caminando por aquella desolada ciudad, Arthur enfrente buscando si algo se nos acercaba y yo muy cerca de el desde atrás, mirando a todos lados nerviosamente.

─A-Artie, deberíamos e-encontrar un r-refugio, ¿n-no crees?.

Le comente yo tratando de no tartamudear, en vano, mientras me rascaba las manos nerviosamente. Él se giro a mirarme y luego rió bajo su aliento, mientras pasaba a agarrar el fierro que poseía en manos con una sola de estas.

─Bloody hell...Realmente eres miedoso, ¿Eh?.

─¡No soy m-miedoso! Simplemente n-no quiero estar t-tan expuesto..

Respondí molesto, girando mi vista a un lado y cruzándome de brazos, mis mejillas enrojecieron por el enojo. Mi opuesto rio denuevo ante mis acciones y se volvio a girar.

─Si es lo que quieres, esta bien, let's do it.

Su voz risueña no me hizo sentir menos enojado, pero almenos logro calmarme un poco el miedo el hecho de que haya aceptado mi propuesta.

─Thank you.

Dije bajo mi aliento.

Seguimos caminando, mirando las casas por si había alguna en la que pudiésemos quedarnos, pero todas estaban demasiado destruidas, tenían enormes huecos en las paredes, los vidrios estaban destrozados, no había puertas, ¡Incluso de una salían zombies!

...

Un momento. ¡¿ZOMBIES?!

─ARTHUR, ¡CUIDADO!

Lanze al ver que una de esas cosas verdosas se acercaba corriendo a nosotros, mi hermano reacciono rápidamente y golpeo con el fierro a esa cosa, dejándola en el suelo, pero no se rendía y se estaba arrastrando hacia nosotros. En pánico, pise su cabeza con todas mis fuerzas, aplastandola. That was gross...

Habían aparecido mas debido al ruido que había hecho el primero. Esto era malo.

─¡JAKE, CORRE!

Ordenó Arthur mientras me señalaba hacia adelante, yo no hice mas que asentir y corrí lo mas rápido que pude, mi hermano estaba corriendo detrás mio igualmente.

Al rato de estar corriendo, pude divisar una casa lo suficientemente bien construida para ocultarnos.

─¡POR AHI!

Rápidamente derrape para girar y mirar a la puerta, entrando a la fuerza, mi hermano entro velozmente después de mi, agarrando la puerta y cerrándola al momento. Pudo ver que estaba preparada para ser atracada, así que agarro su fierro y atraco la puerta con esta.

Ambos dejamos salir un suspiro de alivio.

─Estamos...¿estamos a salvo?

Pregunte sin aliento, mientras me giraba a ver el resto de la casa. Sorprendentemente, esta estaba en muy buenas condiciones. Es como si alguien hubiese estado viviendo allí todas las ventanas estaban tapadas con madera, dejando que apenas unos escasos rayos de luz dejaran iluminar el lugar, había bolsas para dormir tiradas en el suelo, eran tres. Una familia, tal vez Arthur fue a revisar la cocina, cuando regreso dijo que había algo de comida, pero que no duraría para mas de unos días. Eso no me gusto para nada, pero al menos era algo.

Revise la parte trasera de la casa, me encontré con un garaje que era usado de almacenamiento, puesto que no había ningún auto había de todo menos comida, que útil. Ropa para una familia de tres, bates, cuchillos, armas de fuego con munición. Las armas nos serian útiles, supongo mientras miraba por allí, pude notar una puerta trasera, mirando, estaba desbloqueada y llevaba al exterior. No se si es algo bueno, pero podría ser útil, creo.

─Hey Fluff, ¿has encontrado algo?

Mi hermano llamo desde la entrada del almacén-garaje, mientras se acercaba a mi.

─N-no mucho, armas y r-ropa, a-ademas d-de esta p-puerta que ll-lleva al exterior, no v-vi nadie afuera.

Mi compañero vio la puerta pensativo por unos momentos, para luego agarrar rápidamente una de las armas de fuego y algo de munición.

─¿Q-qué piensas h-hacer?

Pregunté confundido por sus acciones.

─Como no tenemos mucha comida, iré a buscar un poco yo, de paso investigar la zona. Espero eso no te moleste.

Respondió secamente, acomodando su chaqueta y colgando la pistola en su espalda.

─¿Ah? N-no, creo...s-solo...solo t-ten cuidado, ¿S-si?, no q-quiero que pase a-algo malo. ¡Y n-no te t-tardes!

Le ordene, para luego arrepentirme de mis palabras, sacudiendo mi cabeza.

─No, s-sabes que, m-mejor voy c-contigo, c-cuatro manos s-son mejor que d-dos.

Arthur suspiro, y me giro a ver, colocando una de sus manos en mis hombros y sonriéndome calidamente. Demonios, el siempre lograba calmarme haciendo eso.

─Jakey, hermanito, ya soy un adulto, puedo manejarmelas solo. Prometo que estaré bien y que regresare pronto. ¿esta bien?

Quise replicar, pero no había caso, el iba a terminar ganando de una forma u otra, así que solo bufe molesto.

─Okay...pe-pero si t-tardas d-demasiado iré a b-buscarte.

─Ya me preguntaba cuando me lo dirias~

Dijo él risueño para luego soltar unas cortas carcajadas, yo me rei levemente de igual forma.

Arthur salio por la puerta diciéndome un corto "hasta pronto", uno muy vacio a decir verdad, por que, esta fue la ultima vez que le vi.