p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"emspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Octubre, 1930./span/em/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"— ¿Qué estamos haciendo, Laura? ¿Qué nos llevó a esto?/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"— Oh, Henry, por favor —la mujer de vestido negro recriminó a su amante—, ya deja de ser tan dramático. Ahora, ven y bésame./span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Henry se volteó a ver a su amada, pero su rostro quedó cubierto por la oscuridad mientras que su cuerpo destacaba como una caricatura negra frente la ventana, iluminado en exceso por las aparatosas luces de Broadway. ¿Qué haría el público si supiera que allí, en el quinto piso de un edificio aparentemente abandonado, se estaba escribiendo la historia más increíble de todas? Era algo mejor que cualquier musical que ningún teatro pudiera ofrecerle a sus fieles espectadores/span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" No se movió. Laura suspiró, agotada de los aires de superioridad y la actitud siempre reluctante del joven promesa de Nueva York. Él, Henry Hassen, quien salvaría a la ciudad del crimen y lograría que la mafia se fuera. Henry Hassen, genio americano, héroe político, futuro presidente. Henry Hassen, asesino a sangre fría de su (ex) mejor amigo./span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" La mujer se puso de pie lentamente, tranquila, cuidando que su postura fuera siempre regia, y Henry se embelesó viéndola moverse. Tenía que ser la socialité más hermosa de todo el círculo poderoso de la Gran Manzana, y la más desconocida también. Se mostraba poco al mundo, pero, cuando lo hacía, dejaba encantado a cualquiera. Lo había enamorado como a un tonto, pero habían conseguido mantener su relación en secreto. Era una relación bastante turbia. Si nadie los veía, entonces estaba a salvo./span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Y fue por eso que Arthur tuvo que morir. Pobre sujeto. Él nunca debería haber estado metido en nada de lo que él hacía, en sus… negocios con Laura. No era su culpa, todo en esa mujer la volvía loco. Su cuerpo, sus labios, sus ojos, oh, sus ojos azules y fríos como el más bello de los zafiros. Esos ojos de gata hambrienta. Había algo especial en ella y su ambición, tan grande que a Henry muchas veces le sorprendía. Era una atracción hipnótica./span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Laura se veía peligrosa con su abrigo (también negro) de piel y su vestido demasiado escotado como para que su amado no mirara constantemente sus pechos, o al menos así era cómo debería haber sido. La mujer negó con la cabeza y chasqueó la lengua para sí misma, desilusionada de su propia estupidez. Sí, era voluptuosa, pero Henry jamás hubiera hecho algo como eso. Ahorcar al imbécil y metiche de Arthur no fue trabajo duro, pero el caballero era demasiado decente como para verle las tetas. Al menos no tenía que estar recordándole constantemente que la mirase a los ojos. Pese a todo, estaba molesta. No le gustaba tener que repetir sus deseos./span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"— Ven y bésame —exigió con más firmeza. Su boca estaba torcida en una mueca enojada e hizo un puchero con las manos, como si fuera una niña pequeña. Sabía que a Henry le ponía que actuara como tonta./span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"— Oh, bebé —dijo afectivamente el hombre, acercándose presuroso a abrazarla—, lo siento tanto./span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Laura casi alcanzó a pensar que iba a tener que repetirse a sí misma por tercera vez, pero la boca de Henry se unió a la de ella en un beso profundo, desesperado. — Nunca más voy a fallart…/span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"— Cállate —lo interrumpió. Tras ese breve respiro, volvió a besarlo. Sus manos /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"enguantadas recorrieron seductoras el cuerpo tieso todavía del varón. Con el paso del /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"tiempo, con el amor de su toque, poco a poco se iría derritiendo hasta convertirse en una /spanmasa caliente y lista para cogerla, igual que siempre. Su affair había comenzado así, luego de que ella le acariciara la mejilla y le susurrase un suave "desnúdame" al oído./p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Sin embargo, algo andaba mal esa noche. Sintió cierta resistencia por parte de Henry y este /spanla obligó a bajar las manos cuando intentaba sacarle la chaqueta y desanudarle la corbata. span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"Se separó de él y lo miró a la cara, visiblemente molesta, pero de nada le sirvió demostrarle /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"su fastidio. El pelmazo no la estaba observando. Tenía los ojos clavados en la mesa detrás /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"de ellos. Laura lo dejó ir y le dio un par de palmadas en el pecho. — Lo querías mucho, /span¿no? ¿Te incomoda que lo tengamos con nosotros?/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"— Yo…/span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" La mujer suspiró. La indecisión de su acompañante había sido prueba suficiente de que la /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"respuesta era un profundo sí. Rodó los ojos y se dio media vuelta, encaminándose hasta el /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"cadáver de Arthur. El pobre ya estaba comenzando a apestar y, para ser honesta, la luz de /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"las velas con las que lo había rodeado no lo favorecía para nada. Una lástima, porque vivo /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"había sido muy guapo, incluso más que Henry. Se acercó al cuerpo y acarició su fría mejilla, /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"extrañando los días en que había bromeado con él. Si ella misma lamentaba su muerte, /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"¿cómo se sentía Henry? /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"Levantó sus ojos azules y vio a su amante casi llorando. El hombre se dio vuelta y volvió a /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"mirar por la ventana, regresando a la pose en la que se había quejado de que lo que estaban /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"haciendo había ido demasiado lejos, como si en un súbito ataque de amnesia hubiera /spanolvidado que él también deseaba lo que iba a ocurrir./p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"— Bésalo./span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Henry se volteó a verla, horrorizado. Confundido. No podía creer lo que Laura le había /spanpedido. La mujer simplemente se encogió de hombros./p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"— Bésalo. Ya no creo que le moleste./span/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"Henry avanzó dos pasos. — ¿Por qué me pides eso? —exigió saber con la voz casi /spanquebrada./p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"Laura suspiró. — Necesitas darle un cierre a esto. Anda, ya, dale un beso. Te prometo que /spanno me pondré celosa./p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Sus ojos se cruzaron desafiantes mientras que él caminaba con paso lento, cada vez más /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"seguro. Todavía parecía asqueado de todo, mas había una pequeña luz en sus pupilas que /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"indicaban a Laura que estaba haciendo lo correcto al obligarlo a besar a un muerto. Necesitaba que Henry avanzara, pero no podría hacerlo hasta que dejara todo su pasado atrás/spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;". Joder, sin quererlo se había enamorado más de lo que había planeado. Cada /spanvez le dolía más manipularlo así./p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" No pudo mantener su promesa. Lo intentó, pero sintió celos al ver el rostro pálido del /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"hombre juntarse con ese del otro aún más pálido, demacrado por las horas que llevaba /spanfallecido. Henry se desplomó sobre su mejor amigo, abrazándolo, llorándolo. Era como ver span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"a una viuda luego de que le dijeran que su esposo había muerto en la guerra, solo que mil /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"veces peor. Dos cosas le rompían el corazón a Laura: la primera, tener que obligar a su /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"amado a enfrentar sus miedos, y la segunda, aceptar que había amado a alguien más que /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"a ella. Jamás podría reemplazar a Arthur en su corazón. No importaba que ella sí hubiera /spanreciprocado sus sentimientos, nunca sería Arthur./p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Sí, lo odiaba, pero no por eso había hecho que Henry lo matara. Los había descubierto y, /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"además, era algo que él necesitaba hacer. Para ella, la conversión debía comenzar con un /spansacrificio. No había sacrificio más grande en el mundo que el amor./p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Fue y abrazó por la espalda a su destrozado amante. — Henry, bebé, lo siento tanto, pero /spansabías que tenía que hacerlo. Sino…/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"— Está bien —le respondió, sonaba como si sonriera—. Tienes razón —Henry se irguió, se /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"limpió la cara con la manga de su chaqueta y la besó en la mejilla. Había determinación en /spansu mirada. Laura sonrió—. ¿Qué sigue?/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"— Ahora le arrancamos el corazón y lo guardamos por si necesitas hacer un ritual /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"importante luego, los corazones son difíciles de conseguir hoy en día. Dibujamos un par de /spanspan lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"glifos, invocamos a mi maestro y voilá, con algo de suerte te habrá aceptado y no tendré /spanque matarte a ti también. Si le vendes tu alma, levantamos la prohibición. ¿Te parece?/p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;" Henry negó con la cabeza, riendo. Era increíble la ligereza con la que Laura hablaba de /spanesos temas. — Eres una bruja maldita./p
p class="MsoNormal" style="text-align: justify;"span lang="ES-CL" style="font-family: 'Arial',sans-serif; color: black; background: white; mso-ansi-language: ES-CL;"— Lo sé, bebé —respondió Laura, tomándolo por la cabeza y acercándolo hacia ella para /spanpoder darle un beso orgulloso—, pero no te preocupes. Pronto tú también lo serás./p