Hola lectores les saludos cordialmente trayendo con ustedes, The Chronicles Of The Knigths-Casters.

Antes de continuara comprendo que los tres anteriores capítulos fueron algo más "acotados" o "puntuales", ahora bien esta nueva actualización de la historia resulta ser más detalla, me tome bastante tiempo en ir desarrollándolo en cada aspecto y averiguando ciertas cosas, por esa razón resulta ser algo más extenso este capítulo.

Básicamente retomaremos los sucesos anteriores para dar hincapié en los próximos sucesos, debemos abordar más situaciones en torno a lo acontecido.

En ocasiones pueden ir los capítulos de T a M.

Nota al margen: los nombres, lugares y sucesos, son completamente independiente a la realidad, esta historia solo tiene como fin, entretener al lector e imaginar.


El Nuevo Conde Tristania

Parte III

(En la liza de combate).

Los estudiantes de academia de Saint-Percival vieron a Umbra, la reina de los caballeros negros. En surgir del círculo de invocación, el viejo comandante Daniel Strong se mostraba excitado por ver a la antigua y más letal invocación de toda Benalia.

Algunos de los jóvenes sacaron sus celulares comenzando a grabar vídeos para esparcirlos por la red. E incluso los maestros de la academia fueron atraídos con ver tal espectáculo especialmente por ver al último conde Tristania y descendiente directo del legendario Tristán Lancelot.

Umbra miraba a su oponente con cierto desprecio y su invocación Azor el Justiciero. Tara por su lado trataba de mantener la compostura, había crecido como cualquier otro joven escuchando las historias de los pocos predecibles caballeros negros liderados por la familia Tristania y Robb por ser el último miembro de su linaje, significa que sus habilidades como estilo de combate se iba a desarrollar en un único espectáculo.

–¡Abran paso!– dijo el guardaespaldas. –La princesa consorte Justine.

Robb con solo oír dicho nombre observo por unos segundos a la princesa y amiga de infancia. Justine seguida de sus guardaespaldas avanzo lentamente e ignorando a los presentes, dedicando una particular mirada de desprecio a Tara Adams.

Daniel Strong se giro, realizando una reverencia a la recién llegada como los mismos estudiantes copiando su acción.

–Princesa Justine, es un honor en tenerla aquí con nosotros– dijo Daniel.

–Comandante– contesto Justine. –Veo que llegue a la parte realmente interesante y veo que tenemos un público acorde pero veo que insultaron abiertamente a nuestro conde Tristania, lamentablemente se dejan llevar por las apariencias especialmente por su aspecto y vestimenta.

–Opino igual– replicó Daniel.

–¡Continúen con el combate quiero ver esto!– ordenó Justine.

En cambio Gabriel Firesong y Tyler Irons intercambiaron miradas pero estaban deseosos de ver el combate.

–Robb ganara holgadamente– dijo Gabriel.

–Con Umbra bajo su poder…es bastante fácil que así sea…y ¿quieres pelear con él?– pregunto.

–Sí.

Los dos oponentes volvieron a observarse, sus correspondientes invocaciones esperaban sus órdenes para atacar. Robb maniobro su espada con su mano derecha e intercambiando una mirada con Umbra y transmitiendo por medio de su vinculo mental algunas palabras.

–Una Adams… nunca será rival para nosotros– dijo Umbra.

–Debemos concentrarnos– replicó Robb. –¿Lista para la siguiente parte del combate?– pregunto.

Tara trataba de recuperarse de la impresión por ver a la legendaria Umbra frente a ella.

–Mi cuerpo no puede moverse y es Umbra…la reina de los caballeros negros– se dijo.

La chica de cabellera rubia sostuvo con ambas manos su espada y viendo a su invocación lista para cargar. En medio de su propia indecisión observo a Robb volviendo a reunir poder mágico y conjurar dos nuevas invocaciones.

–¡Umbra!– dijo Robb.

–¡Como órdenes!– contesto Umbra extendiendo las manos hacia los cielos.

El vinculo entre el pelinegro y la reina de los caballeros permitían traer a la liza de combate, dos caballeros negros. Aquel que llevara el título de conde Tristania resultaban recibir el apodo de "Castillo Errante" por el simple hecho de invocar a incontables caballeros negros pero existían registros donde los mencionados descendientes de Tristán Lancelot, marcaban la diferencia en las batallas por defender el reino de Benalia.

–Equipar espada– dijo Robb sosteniendo una espada corta en su mano libre.

Los espectadores solo lanzaron un clamor generalizado por ser testigos de tales dotes provenientes del conde Tristania. El novio de Tara se quedo pasmado por ver a su pareja en tal situación pero la joven Adams tampoco estaba dispuesta a verse amedrentada por el ultimo del linaje de Tristán Lancelot.

–Tristán Lancelot…..logro derrotar a la malvada Umbra, reina de los caballeros negros y convertirla en su invocación…¿Cómo pueden los condes manejar tanto poder?– se pregunto Tara.

Azor el justiciero avanzo en contra de los dos caballeros negros recién invocados, el joven conde logro pasar junto a la invocación de Tara y Umbra solo mantenía su posición.

Tara bloqueo cada ataque con bastante dificultad y manteniendo su defensa.

–Trata de hacerlo con más fuerza– dijo en voz baja Robb.

–No necesito tu ayuda, conde– rezongo Tara.

–Solo es un consejo– replicó Robb tomando algo de distancia.

Tara se mantuvo atenta a cada intento de estocada por parte del pelinegro. En cambio Azor el Justiciero lograba ganar terreno a los dos caballeros negros pero Robb con ver la escena, conjuro dos nuevos caballeros negros logrando a superar al gigantesco Azor.

Los cuatros caballeros negros invocados llevaban armaduras completas y del color de la noche, median exactamente una altura de un metro y ochenta centímetros. Ella trato de socorrer a su invocación, Robb le corto el paso pero logro bloquear ambas espadas y buscando una forma de librarse de su oponente.

–Es un combate, ¿lo recuerdas?– señalo Robb.

–A pesar del nivel de Tara…Robb es hijo de su padre pero su esgrima sin duda es de su madre, creo es una batalla innecesaria, lamentablemente esa niña perdió…. Tenemos tiempo para hacerla progresar– se dijo Daniel Strong.

–Robb sin duda se lo tomo con bastante calma… pero Umbra se ha mantenido demasiado quieta en lo personal, posiblemente considere a esa chica como una molestia fácil de quitar del camino…o simplemente ni está interesada en ser parte…ellos se entienden a la perfección– reflexión Justine. –Este combate ya está decidido….– comento a Daniel Strong.

–¡Sin duda!– afirmo Daniel jugando con su cigarrillo entre sus labios. –Debo poner punto final a este circo.

Robb maniobro sus espadas canalizando a través de ellas, algo de magia preparando un ataque solo le basto ver al comandante Daniel Strong para comprender sus órdenes y dijo en voz alta:

–¡Yo me rindo!– Umbra con solo escuchar las palabras expreso una mueca de disgusto desvaneciendo a las cuatros caballeros negros. La reina de los caballeros negros volvió a unirse con el nuevo conde dedicándole algunas palabras. –No me hagas perder tiempo…podríamos haberla destrozada…sin duda eres demasiado compasivo– rezongo.

–¿Es broma?– se pregunto, una Tara Adams enfurecida.

–Son órdenes– replicó Robb centrando en Tara. –Ganaste y fue divertido en cierto modo.

Los espectadores murmuraron entre sí, por su parte la princesa Justine solo se limito a esbozar una tenue sonrisa por ver a su amigo de infancia en descender y mostrar sus correspondientes respetos.

–A sus servicios, princesa Justine– dijo Robb.

–Es un gusto en tenerlo con nosotros, conde Tristania– replicó Justine e inclinándose hacia él hablando en voz baja. –No perdamos más el tiempo…. estoy casi segura que deseas ir por allí para relajarte un rato…y este combate fue una pérdida de tiempo.

–No le veo problema pero…debo estar a las….– dijo Robb decidiendo callar en el último segundo por la presencia de Tara y sus quejas.

–¡Hey!– dijo Tara furiosa por la decisión de Robb en rendirse. –Ni pienso dejarte ganar de esa forma…y quiero terminar este combate.

–Ganaste...tampoco te debes quejar...y te recuerdo que él es el conde Tristania…tu superior directo en la nobleza y solo puede responder al rey William, el príncipe Logan o mi persona– señalo Justine. –O podría enviarte una temporada al "reformatorio de Knights-Casters"….– comento.

–Mantienes tu invicto, Tara– comenzó Daniel Strong. –Y eso me recuerda que los miembros del equipo de Benalia se debe reunir, claro excepto por Robb….es un caso especial– indicó.

–Ganaste– dijo Robb. –Niña con suertuda…deberíamos darle una nueva lección– escucho por parte de Umbra.

–Que alguien escolte al comandante Daniel Strong a la base de operaciones luego de su pequeña reunión y daremos un pequeño paseo con el conde– dijo Justine.

Tara contuvo su rabia pero la mano del comandante Strong sobre su hombro, le indicó mantener la compostura y le dijo:

–Solo fue un circo sin sentido…y esta payasada término.

(Minutos después, biblioteca de la Academia Saint-Percival).

–Bien…aquí charlaremos los cuatros y dame una de esas gaseosas de cola…– dijo Daniel a Gabriel, Tyler y Tara.

Los tres jóvenes Knights-Casters tomar lugar en torno a una mesa circula con cuatro sillas. Daniel volvió a encender otro cigarrillo y centrándose especialmente en Tara por lo sucedido con Robb.

–Odio ser el adulto detestable pero en ocasiones los jóvenes deben reconocer, cuando pierden antes de pelear…¿han oído del devastador poder de un Tristania?– pregunto.

–Sí– contestaron al mismo tiempo.

–Bien– replicó. –¿Y Umbra?– pregunto nuevamente.

–Sí.

–Excelente– dijo Daniel exhalando el humo de su cigarrillo. –Este es el asunto.

El comandante Strong les explicó sobre la visión que tenían los demás reinos, a pesar de contar con una fuerte base militar de Knights-Casters. En las anteriores versiones del torneo, el reino de Benalia había perdido cierto terreno a nivel internacional luego de los pésimos resultados, el rey William decidió recordar al mundo sobre el gran poder de los Knights-Casters de Benalia y contando con los mejores que representarían al reino en el equipo que iría al Sacro Imperio del Norte.

–Entonces…¿Quién es el cuarto miembro?– pregunto Tyler.

–Necesitamos saberlo– replicó Gabriel.

Tara aún estaba algo molesta por lo sucedido con Robb y la amenaza recibida por parte de la princesa consorte. Strong exhalo el humo viendo a los tres jóvenes, retomando sus palabras que iban en relación al cuarto miembro del equipo.

–Robb es el último miembro de su familia y por tal nuestro comodín– continúo.

Los tres escucharon atentamente sobre la inclusión del cuatro miembro del equipo, resultando ser órdenes directas del rey William. Al incluir al conde Tristania significa que el mismo equipo contaría con uno de los más antiguos linajes de Knights-Casters, lo cual daría un peso importante y los otros equipos se mostrarían algo más cautos pero solo enviarían al pelinegro en caso de ser necesario para mantener sus poderes bajo reserva.

–A mi me desagrada y no puedo creer que sea un miembro de la realeza, el rey perdió el juicio por incluirlo…tampoco– Tara se detuvo por ver la mirada de reproche del comandante. –Lo siento.

–No puedo creerlo– se dijo Gabriel viendo a Tara. –El rey lo ordena y tendremos a un poderoso Knight-Caster.

–Creo que aún esta molesta por tu fallida batalla– comento Tyler. –Ahora es mi turno pelear contra él.

–En tus sueños– replicó Gabriel. –Yo soy el próximo.

–¡Solo cuando yo lo diga!– rugió Daniel Strong centrándose en Tara. –La familia Adams como varias de las familias Knights-Casters apenas pueden rivalizar con un Tristania y tampoco hablemos de las invocaciones, Umbra es diferente y pudieron comprobarlo en persona…Tara un consejo no quiero verte buscando peleas innecesaria o una revancha.

–Yo no he dicho nada– contesto Tara.

–Por esa misma razón, te lo prohíbo o sino estarás fuera del equipo– replicó Daniel Strong. –Robb solo obedecerá ordenes mías, el rey William, el príncipe Logan y la princesa Justine…y eso me recuerda…que él tiene lazos de sangre con la familia real, eso lo pone en la línea de sucesión pero muy lejos para asumir la corona.

–¡¿Puede asumir la corona?!– dijeron los tres al unisonó.

–No es algo muy conocido pero hace 150 años– comenzó Daniel.

El conde Tristania de aquel entonces desposo a una joven princesa de la familia real. Strong les comento que luego de una serie de infortunados sucesos, donde varios miembros de la familia real murieron en las batallas de aquel entonces, poniendo en una difícil situación al reino de Benalia. El monarca decidió incluir al hijo nacido del mencionado matrimonio como parte de la línea de sucesión hasta nuestros días.

–Pueden pasar hasta cien años y un conde Tristania estará dentro de la sucesión– finalizando la reunión. –Les recomiendo que descansen y pronto tendran noticias de mí, rompan filas.

Tara luego de salir de la biblioteca emprendió su camino hacia los vestidores para buscar su bolso y regresar a casa para tomar un merecido descansó.

–¡Tara!– se escuchó.

La joven busco con su mirada a la persona que la llamo por su nombre.

–Dustin– se dijo y viendo a su novio acercarse a largas zancadas.


La pareja continúo su camino hasta donde se encontraba el vehículo particular de Dustin Baker. La familia Baker resultaba ser una casa de caballeros con una antigüedad de al menos 300 años que a diferencia de la familia Adams.

Era algo más modesta en cuanto a antigüedad pero el abuelo de Dustin acrecentó el tesoro familiar que podía rivalizar fácilmente con las otras casas de caballería. En medio de su trayendo algunos de los estudiantes con ver a Tara hablaban en voz baja sobre lo sucedido con el conde Tristania y su invocación Umbra, la reina de los caballeros negros.

–Ve el lado positivo…al menos le ganaste a un Tristania– comento Dustin.

–Sí, lo sé– contesto Tara mascullando algunas palabras y recordando la advertencia del comandante Strong. –No podre desafiarlo son ordenes del comandante.

–¿Enserio?– pregunto.

–O sino puedo quedar fuera del equipo– replicó.

Dustin Baker solo se rasco detrás de la nuca y dijo:

–Entonces…

–Solo quiero irme a casa y dar por finalizo el día…gane de la peor forma posible, solo llévame a casa.

–Iba a decirte que algunos de los chicos planean una pequeña fiesta y…¿quieres ir?– le propuso. –Solo vamos a para olvidarnos del asunto.

–Pasó– contesto Tara.

Tara Adams solo recordaba en su mente las palabras del comandante Strong.

(En cambio).

–Pensaba en un sitio más tranquilo– señalo Robb.

–Una hamburguesería es un sitio tranquilo– replicó Justine.

El conde junto a la princesa consorte en compañía de los guardaespaldas reales se habían movilizados hasta una concurrida hamburguesería de la ciudad capital de Benalia. Algunos comensales y trabajadores miraban estupefactos a Justine por presentarse como cualquier otra ciudadana especialmente por disfrutar unas hamburguesas, papas fritas y gaseosas junto a Robb.

Los guardaespaldas de la princesa consorte mantenía alejados a los curiosos, especialmente algunos periodistas que trataban de obtener ciertas palabras por parte de Justine. Solo una miraba bastaba para alejarlos y continuar con la charla de los dos jóvenes que se iba extendiendo por largos minutos.

–Yo le insistí al rey para que te permitiera vivir en el palacio real– comento Justine.

–No hay problema, Justine– contesto Rob bebiendo. –Además debo ir haciendo la idea y la familia Adams…ya sabes a lo que me refiero.

–Ni lo digas– dijo Justine. –En el fondo ha sido una decisión tomada hace mucho tiempo por las familias…y ellos tienen suerte.

Uno de los guardaespaldas intervino en la conversación y dijo:

–Princesa…conde…acabamos de recibir una orden de regresar al palacio real, el rey William desea hablar con usted– viendo a Robb.

Robb volvió a dar otro bocado a su hamburguesa con queso y Justine se imaginaba el escenario que tendría por delante al presentarse frente al rey William.

–Para llevar– dijo Robb poniéndose de pie.


Y continuara queridos lectores en el próximo capítulo, que se titula "En el Sacro Imperio". Veremos en la siguiente actualización que sucede coincidentemente en el Sacro Imperio del Norte, la única vez que vimos fue al inicio del prologo.

Ahora vamos con los reviews:

Sugar: Jajajaja…digamos que aún queda muchas cosas pendientes entre ellos y especialmente como cierto suceso. Sin duda se dejo en claro que Robb es más importante de lo que se cree a pesar de ser conde pero eso lo veremos pronto.

Solo espero que disfrutaran de la nueva actualización, ya tengo en mente sobre lo que abordaremos especialmente desde cierto punto de vista, nos vemos pronto.