Por momentos me consumes, por momentos te apropias de mi incapacidad y te aprovechas de mi debilidad. Has sido mucho más fuerte que yo y eso lo has demostrado. Tocaste las aristas oscuras de este plano cuadrado y salías como si nada luego de haberlo encarado. Por momentos me siento lejos, me siento fuera, me siento espectador de un cuerpo que solo se mueve con la mirada inerte. ¿Despersonalización?

Por momentos te quiero más, por momentos quiero abrazarte aun sabiendo que ya no estás. Por momentos quiero escucharte y platicarte... burlarme, reírme, sentirte y gritarte. Por momentos te extraño y por otros te olvido.

Por momentos replico a la muerte y le reclamo tu ausencia, pero siempre abrazo tus días. Siempre me da gusto saberte alegre y estate tranquila, acaricio el futuro tal como me enseñaste: por todos momentos, cosechando los mejores de la vida.

Y sigo sosteniendo tus manos, como prometí hacerlo hace años. Desafiando al poder de la muerte, que aun en otro plano, jamás podrá separarnos como hermanos.