RETO 44: Escribe "LA ODISEA", pero con un perro de protagonista.

ACLARACIONES: Cada capitulo es un drabble, imitando los "cantos" del poema épico de la odisea, pero en vez de eso serán "ladridos". Y los nombres de los perros y el resto de los animales, en su mayoría, son anagramas de su contra parte en la obra original.


"Primer ladrido: Exhortación"

Atenea ha cuidado a, literalmente, cientos de perros sin hogar, y aunque parte de su trabajo es buscarles uno, también se encariña fácilmente con ellos, de lo contrario aquello no sería una granja de canes. Pero a veces pasaba, que uno de ellos ya tenía un hogar al cual regresar, y lo estaban esperando.

—Deberías decírselo tú, después de todo eres tu quien trajo ese cartel.-Dijo Atenea a Nestor mientras bebía una taza de café.

El joven le gruño a su madre.

—¡Sabes que no me hará caso! Está muy encariñada con él…

Atenea negó con la cabeza.

—Pues decide, haces llorar a esos niños que perdieron a su querido ¿Sideoo?-Atenea esbozo una risa forzada al leer aquel cartel de "se busca", vaya con el nombresito.—… o haces llorar a tu hermana, el punto es que van a regar lágrimas.

Y era cierto, por mucho que Nestor quisiera hacer lo correcto y devolver a "Sesilu" (como su hermana había nombrado al dichoso perro) a aquellos que lo llamaban "Sideoo", también él mismo se había encariñado con el dichoso animal.

Pero era lo justo, Sesilu debía volver al casa.