El cañÓn de BoyacÁ

En los cañones de Boyacá, se abrió un hoyo que amenazó con tragarse a un grupo peregrino cuando uno tropezó y apenas tres o cuatro pudieron sujetarle mientras chillaba, chillaba y chillaba, lograron sacarlo y reemprendieron su camino, acordando que lo iban a dejar resbalarse si la tierra se les abría de nuevo.