Esta compilación participa en la tabla: "¿Y si lo encuentro qué te hago?" organizada por De aquí y de allá by TanitBenNajash.

Palabra: Pasión.

Número de palabras: 315.


Kira sale debajo del agua haciendo reír a su hija. Hace tres días, Kira decidió que siete años era una buena edad para que su hija conociera el mar, así que aquí están, en Cata.

—¡Otra vez, mamá! ¡Otra vez!

Teresa, que es la que está sosteniendo a Sofía para que no se ahogue, suelta un suspirito de impaciencia. Kira se ha sumergido y salido del mar nueve veces.

—¿Y si nos vamos a tomar unos cocos? —pregunta Teresa haciendo sonar su pregunta cómo si fuese algo maravilloso y no su desesperada salida del show: "miremos a Kira no ahogarse, ¡yei!".

Madre e hija le dan su atención a la morena, inclinando ligeramente la cabeza hacia un lado y achicando los ojos. A veces, Teresa se perturba por lo iguales que son.

—Sí, queremos —responde ambas al mismo tiempo.

Ya lo dijo Teresa; perturbador.

Las tres comienzan a salir del agua, con Sofía en medio tomando de las manos a su tía madrina y mamá.

—Okay... saben que a veces dan miedo ¿verdad?

Kira se carcajea. Le ha explicado infinidad de veces a su amiga que es algo completamente normal que Sofía la copie porque se la pasan casi todo el tiempo juntas, pero Teresa prefiere ser tonta con el tema.

Al salir del agua, Kira se siente un poquito desnuda. Le tiene aprecio a su cuerpo —ha vivido en él veintisiete años—, pero ¿la idea de estar prácticamente desnuda frente a Raimundo y todo el mundo? No, no está cómoda con ello. Cuando recupera su vestido, Kira está muchísimo más cómoda.

—¿Te imaginas que viviéramos en Pasión de Gavilanes?

Kira se detiene un segundo para mirar extrañada a su amiga.

¿Qué?

—¡Franco, Franco, Franco! —exclama Sofía, contentísima.

¿Qué?

Sofía y Teresa se entregan a una conversación intensa sobre la novela, dejando atrás a Kira.

A veces, Sofía comparte ese perturbador parecido con su madrina.


1) Cata: La bahía de Cata es una playa ubicada en Maracay, estado Aragua.