Esta es la primera cosa que publico, aunque no la primera que escribo. Les gradeceria mucho que me corrigieran con respecto a la ortografía. Ojala disfruten la lectura.


Rib-It

Allí me tienen, soy una criatura asquerosa para muchos, incluyendo a la "mamá" de aquel chico de la bola de cristal. Ella me odia, dice que soy un "sapo ponzoñoso. Vieja estupida. Es incapaz de entender que no soy un sapo, sino una rana Hylidae, arbórea para los que faltaron a biología.

Bueno, continuo. Mi vida es simplemente perfecta. Tengo todo lo que una rana podría querer. Un humano que me cuida y que de algún modo raro me ama, ¿Quien diablos ama a una rana?. Cómprate un perro, Ra-Rib-To. En fin, un suministro de comida y agua ilimitados, y un techo abre mi cabeza. Todo lo que una rana pod-

—Hola, Mike. ¿Cómo estás, Amigo? —Habló un niño de unos doce años hacia la rana.

—Rib-it, Rib-it.

—Seguro, eso pensé. —Contesta el chico con resignación.

—Hola, hijo. ¿Estás listo para la sesión de hoy?. —A la habitación entra una señora bastante vieja, con un aspecto extraño y misterioso.

—Claro, voy enseguida. ¿Que toca hoy?. —Pregunta el chico.

—Hoy toca ver la bola de cristal. —Contesta aquella señora.

-¡Genial!, me iré a preparar. -Chilla El Niño.

—Rib-it... —Pronuncia Mike a lo lejos.

Ay por Dios, otra aburrida sesión espiritista del humano, ¿o era espiritual?. No me importa, de cualquier forma es una auténtica Basura.

—Listo mamá. —Notifica el chico.

—Perfecto, empecemos. —Ordena la señora.

Ambos se sientan en la mesa, la mama empieza con su blah blah blah. El muchacho mueve sus manos alrededor de la esfera. La mama se va, y el chico se concentra para intentar ver algo.

Pero esta vez el humano se ve diferente, podría jurar que de verdad vio algo. De no ser porque son puras charlataneri-

—¡Aaaghh! —Grita el humano.

¿Porque ese afán de interrumpirme? Oh, espera. La historia. Al escuchar su grito, yo me quedé con una expresión de: ¿Que te pasa idiota?. Es más, se lo hubiese dicho. De no ser porque solo se decir dos míseras palabras.

—¿Rib-it Rib-it? Rib-it. —Gritó Mike muy molesto.

El humano me tomó de mi "cómodo" asiento, y me llevó a una taza blanca gigante. Jalando las burbujas, el agua me arrastra hacia un abismo sin fin.

Estaba yo en un agua auténticamente ponzoñosa. Créanme, a la señora le daba un patatús si se le ocurría tocar el río de desperdicios en el que nadaba.

Vi de todo, bolas de papel gigantes. Mucha basura. Y muchas otras cosas que mejor no menciono para que no me demanden los de FictionPress porque vomitaron por dos días seguidos.

En cierto punto el agua se calmo, utilizando todo mi cuerpo logre arrastrarme por la pared de ladrillos extremadamente descuidada hasta llegar al techo. Escape por una tapa metálica gigante, seguramente era para evitar que nada de lo de adentro saliese. Fallaron olímpicamente.

Y allí abajo hay muchas cosas que por el bien de la humanidad se deben de quedar abajo.

Estaba en medio de la ciudad. En la jungla de asfalto como le dirían en NY. Luego pensé: ¡Esto es perfecto!.

Verán, aunque tenía todo lo que necesitaba, mi vida era aburridisima, no había acción. Lo más interesante que viví en todo este año fue ver a una señora de unos 40, en camisón, limpiando su casa mientras cantaba "buenos días señor sol" del Juanga. Fue horripilante, pero también me eche unas buenas carcajadas.

Voltee hacia una avenida y vi un camión siendo asaltado.

Fue allí cuando mi fuerza de voluntad y mi inquebrantable sentido de la justicia se unieron en un inexplicable deseo de salvar a esos civiles.

Cuando entre al autobús tuve una epifanía. En la que derribaba al criminal con una técnica de jiu jitsu en el brazo, y lo pateaba en el suelo mientras le gritaba todas las groserías conocidas por el hombre, sobra decir que solo me salió la onomatopeya del único sonido que se hacer.

—Rib-it —

Aunque, ahora que lo pienso. Eso era imposible, porque en mi visión yo media 1.80 y tenía un abdomen que envidiaría Superman. Concretamente un 36-pack.

El punto es que resultó, del susto el criminal cayó, y en un intento desesperado por levantarse termino pisando el acelerador sin querer, ocasionando que chocáramos dos carros, y que nos chocarán tres. Y una ambulancia que tenía un paciente.

El mal nacido del asaltante provocó que murieran seis personas, más el paciente que iba en la ambulancia. Esa clase de gente no se merece vivir.

Salí vivo del choque, y justo cuando me iba a ir una maldita paloma me comió de un solo bocado, sobreviví a un choque de 7 vehículos. Pero una paloma puede venir y devorarme de un solo bocado.

Maldigo a la cadena alimenticia.

Me preguntaran; ¿Mike, como sigues vivo?. Y si no, me vale aproximadamente 36 hectáreas de salchicha.

Verán, existen muchos tipos de ranas arbóreas, existen herbívoras, insectívoras, y incluso hay varias carnívoras. Pero yo soy distinto, soy omnívora, ósea que como y bebo lo que sea que pongas en mi boca.

¿Se pueden sobrevivir 2 semanas comiendo carne de paloma, y bebiendo jugos gástricos?. Si, se puede.

Eventualmente la paloma murió, y yo salí.

Hoy estoy aquí, livin' la vida loca como diría Ricky Martin. encima de un edificio. Tengo un hogar lindo y cómodo, es mucho más interesante luchar por sobrevivir.

Total, ese día aprendí dos cosas, 1ª; Bajo ningún concepto confíes en un tipo que se pinta un rayo en la frente todos los días, es un bebesito fanático del ron y del whisky, y se la pasa todo el día contándote porque el es digno de Hogwarts y no un tal Harry Popotes, o algo así.

Y 2ª; Cómprate un perro.

Rib-it.

Fin.